A mediados del Siglo XVI una joven asumía el trono: Isabel I era la primera mujer al mando de Inglaterra. Desde ahí, un sin número de mujeres comenzaron a ser parte de la línea de tiempo del reinado inglés. Más de 400 años han transcurrido desde entonces, y esta vez, una niña o un niño será coronado como príncipe o princesa.

Existe un estricto protocolo para informar a la Familia Real y a los medios sobre el sexo y el nombre que tendrá el ‘Royal Baby’. Así, la primera en la lista es la Reina Isabel II, para continuar con Carlos, la familia Middleton (si es que no se encuentran en el lugar). Luego, un edecán irá desde el Hospital de St. Mary’s al Palacio de Buckingham para que se certifique el nacimiento del primogénito. Finalmente la nación y los medios de prensa serán informados del sexo y nombre del heredero, donde por primera vez, las redes sociales cumplirán un rol fundamental ya que serán la vía oficial de información.

Los padres deben decidir entre tres apellidos para su hijo/a: Cambridge, Mountbatten-Windsor o Wales, mientras en el parque real lanzarán 41 cañonazos y todos los establecimientos estatales levantarán la bandera británica en honor al nuevo heredero.

Wp-Kate-y-William-450

El furor por el nombre

Y como si no bastara con esas excentricidades, la locura que ha causado este suceso entre los ingleses, es asombroso, pero nada nuevo. Las apuestas se han tomado gran parte del país y Europa. Nombres como Isabel, Diana y Victoria llevan la delantera– hay quienes afirman con seguridad el sexo del recién nacido, el peso e incluso el color de pelo. La apuesta más alta registrada hasta el momento, bordea los 350 millones de pesos chilenos. Un fenómeno que no se veía desde 2011 cuando Kate y el Príncipe William decidieron contraer matrimonio.

Según el diario británico The Mirror, entre los nombres que tendrían en mente Kate y William destacan Alexandra si es mujer, y George si es hombre, mientras que en la historia de los nombres de ‘bebés de la realeza’, los más usados han sido Charles, Alexander, Edward, Victoria y Elizabeth.

Amigos de los Duques de Cambridge, también han sugerido nombres a la lista. El deportista David Beckham ha declarado a la cadena de televisión CNN que para él sería un “honor” que el primogénito se llamará David. Además, aseguró que William será “un padre fabuloso”.

Mientras miles de personas en Inglaterra y el mundo esperan expectantes el nacimiento del ‘bebé real’, se da origen a uno de los acontecimientos más importantes del siglo para la corona inglesa: el nacimiento del continuador del reinado de Inglaterra.

Revisa la transmisión en directo desde el St Mary’s Hospital, Londres.