La idea me encantó. Es simple pero de gran impacto, se trata de olvidarse de los costosos y exagerados envases de los objetos que compramos para quedarse con lo necesario. Original unverpackt” (embalaje original), es un proyecto que surgió de los creativos cerebros de dos alemanas preocupadas por el medioambiente y por las grandes cantidades de basura que producimos. Ellas fueron más lejos y actuaron, logrando crear un supermercado sin los ya conocidos envases.

Wp-pasta-450

Con esto buscan reeducar al consumidor, disminuir las numerosas estanterías y apostar por la slow food y la basura 0. Aquí no hay greenwashing (esa nueva tendencia al “maquillaje” con aroma a verde que ponen a sus productos para parecer preocupadas del ambiente) de parte de las marcas, sino que de frentón se eliminan las cosas que no aportan y se ofrece estrictamente lo necesario, es decir, aquello que se va a consumir.

“Creemos que el concepto de compras actual no es sustentable y un cambio hacia un sistema de compras sin envasar, a largo plazo, tendrá un beneficio global muy grande para la sociedad y para el medio ambiente”, ha dicho a los medios Sara Wolf, una de las creadoras de esta idea.

Un concepto que aplaudo de pie, ya que es una tremenda inspiración que hay que difundir par que podamos verla pronto a este lado del charco.

Comentarios

comentarios