María Paz Díaz, tenista

Una bala loca la dejó en silla de ruedas en 2007. Ese fue el inicio de un duro camino que años después la convirtió en una de las mejores tenistas del circuito paraolímpico. Su testimonio en la Teletón de 2016 dejó al país con el corazón en la mano.

REINVENCIÓN. “Cuando miro hacia atrás, siento que le gané al destino. Hace 11 años vi mi futuro truncado y reinventarme no fue fácil. Los primeros meses lloraba todo el día. Aceptar que no podría pararme por mí misma y que la sociedad me iba a mirar de manera distinta fue duro. Hoy, puedo decir con orgullo que cada una de las etapas de ese proceso de reinvención, me convirtieron en una mejor persona. Estoy realizada y feliz”.

DEPORTE. “El tenis empezó como algo recreativo pero ahora es el fiel reflejo de todo lo que soy. Mi motor. Es el espacio donde muestro todas mis capacidades. Ahí, no hay discapacidad ni diferencia alguna entre quienes están parados o en silla de ruedas. La actividad física se convirtió no sólo en una fuente de sanación para mi cuerpo, sino también para el alma y la cabeza. Es mi vida y lo que más me gusta hacer”.

MENTALIDAD POSITIVA. “Vivimos en una sociedad que discrimina y es responsabilidad de todos luchar contra eso. Hay que cambiar la mentalidad. Mi mensaje es que ‘sí se puede’. Estar así nunca fue un impedimento para salir adelante y eso vale para todas las personas que quizá pueden caminar pero tienen otros limitantes. Con disciplina y pasión, todo se puede. Mi madre me enseñó a nunca bajar los brazos y ser positiva siempre, pase lo que pase”.

IMG_9249-ruido

Claudia Abusleme, ingeniera comercial

Especialista en planificación estratégica, diseño e implementación de sistemas automatizados de gestión. después de un inspirador viaje a Silicon Valley fundó, junto a otras profesionales, Mujeres del Pacífico, una organización que se ha convertido en pieza clave del emprendimiento femenino en la región.

APOYO FAMILIAR. “A los 25 años fui a estudiar a Europa y allá conocí a mi marido. Tuvimos cuatro hijos y él siempre estuvo ciento por ciento involucrado en la crianza, algo fundamental en mi desarrollo profesional. Sin su ayuda, no habría podido ir escalando y asumiendo nuevos desafíos. En muchas ocasiones mi trabajo ha sido 24/7 y él ha sido un compañero insuperable”.

BRECHA SALARIAL.“Mientras que en el mundo la brecha salarial de género va en retroceso, en Chile se incrementó en un 10 por ciento en la última década. Lo más preocupante es que a mayor especialización más grande es la diferencia. Las mujeres que salen de cuarto medio perciben cerca de un 18 por ciento menos de ingresos que los hombres, pero quienes tienen estudios de posgrado ganan un 24% por debajo de los hombres en el mismo puesto”.

APRENDER A NEGOCIAR. “Si algo que las mujeres tenemos que aprender de ellos es a negociar. El salario es eso. Cuando hago búsquedas de profesionales para cargos de administración y finanzas, ellas piden entre un 20 y 30 por ciento menos de sueldo por el mismo cargo. Falta información de cuánto vale el trabajo que haces y eso tiene que ver con nuestra historia. Entonces, cuando tenemos que cobrar siempre pensamos que es menos de lo que realmente vale”.