Nacida en el seno de una dinastía de artistas de primer nivel en México, Michelle Gallego Salas siempre supo que el baladista más popular de América era su padre. De hecho, hasta que tuvo cinco años, la relación entre ambos era más que cercana aun cuando él se negó a reconocerla desde un comienzo.

Pero, de pronto los lazos se rompieron. Tuvieron que pasar casi diez años para que se reencontraran y hoy no sólo son los mejores amigos, sino que además viven juntos en la mansión que el intérprete tiene en las colinas de Los Angeles. Desde ahí, la nieta de la gran diva azteca Silvia Pinal, supo capitalizar sus talentos en el circuito fashion.

Tras estudiar diseño y trabajar con Carolina Herrera, se convirtió en modelo de varias marcas. Según la prensa, es una de las “influencer” en alza. Su portal stereotypemess.com es uno de los más leídos del mercado latinoamericano, lo que hizo que firmas como Michael Kors, Channel y Tommy Hilfiger, pusieran sus ojos en ella. Actualmente, trabaja en su primera línea de ropa y accesorios.