Fue una instantánea casual de la reina de Inglaterra, la reina madre y su nieto, el príncipe Edward, en el matrimonio del príncipe Carlos de Gales con Diana, la que inició su camino como fotógrafo real. Desde la masa que celebraba la unión más esperada de 1981, el peruano capturó el momento justo que lo catapultaría como el favorito de la royal family hasta el hoy, para el bautizo de Charlotte.

wp-ok-450

Un camino que se consagró con momentos e imágenes que siguen en el imaginario mundial. Meses antes de que Diana falleciera, fue el mismo Testino quien la puso delante de su lente objetivo para la portada de Vanity Fair en 1997 y desde entonces, una seguidilla de tomas en el palacio de Kensigton fueron realizadas por la hoy mano derecha de Anna Wintour

Desde fotografías oficiales del príncipe Carlos, otras de él junto a sus hijos Harry y William, de la Duquesa de Cornwall y las del compromiso del Duque de Cambridge y Kate, compusieron su currículum después de recorrer el mundo, integraron la exposición British Royal Portraits que realizó en 2013 y hace un año incluso recibió la condecoración de la Orden del Imperio Británico (OBE).

wp-duques1-450

“El duque y la duquesa están encantados de que Mario Testino los ayude a capturar este momento tan importante para su familia y esperan poder compartir las fotografías con el público”, señaló en su comunicado oficial el palacio británico al anunciar que será Testino quien inmortalizará el sacramento de la pequeña Charlotte y así, unir la pieza a su colección de fotos de la royal family.