Río Blanco es un lugar lindo, rodeado de montañas, aire puro y tranquilo, al menos así era cuando estuve ahí años atrás. El jueves 25 de febrero, esa calma que tanto me impactó cuando lo conocí desapareció a causa de accidente medioambiental y que tuvo a la escuela básica del lugar inundada con el afluente contaminado del río.

Codelco es el responsable del derrame de concentrado de cobre en el río en Los Andes. Se rompió una cañería en Codelco Andina y esto generó el derrame. Se desconoce cuánto porcentaje cayó. El cómo y cuánto ha dañado esto el ecosistema, aún no está claro. Tampoco es algo que se sabe de un día para otro. Se contamina el agua y los predios que se riegan con esa agua y los animales que la toman y los seres vivos que viven en ella. Una verdadera tragedia ecológica.

Hasta ahora, los organismos responsables de velar por el bienestar de la comunidad han pedido estudios y análisis de las aguas para saber en qué va lo de la contaminación, pero no se escucha la palabra sanciones frente a un descuido de la gran empresa productora del “sueldo de Chile”.

El compromiso por cuidar este tipo de ecosistemas debe ser tan grande como el tamaño de los involucrados.

Comentarios

comentarios