Caras

Fotos

La herencia de Tompkins

Naturaleza virgen: Lo de Douglas Tompkins y Chile fue amor a primera vista. El ecologista llegó al país en 1990 y se quedó por 25 años. Dejó atrás su vida de magnate y se asentó en el fundo de Reñihué en la Región de Los Lagos. Desde allí, comenzó su lucha por la conservación del medio ambiente, comprando y donando terrenos, como los pertenecientes al Parque Nacional Yendegaia, que hoy, con sus 150.612 hectáreas, es considerado un parque natural.
  • Fotos Tompkins Conservation/Florian von der Fetch/Afael Abún.

Vivió y murió junto a la naturaleza. El activista medioambiental y cofundador de North Face se despidió de sus parques y reservas a los 72 años, transformándose en un previsor de la conservación del medioambiente en Chile. Hoy, deja un legado que sigue vivo a través de miles de hectáreas protegidas.

Comentarios

comentarios