Más inteligentes, ‘pillos’ y hasta sobrevivientes. Olvídese de la gata multimillonaria de Karl Lagerfeld y del chihuahua chillón de Paris Hilton, eso ya está out. Hoy la tendencia es tener una mascota mestiza: boxers con pelo largo, pastores con orejas cortas y hasta poodles con tamaño de un labrador son los verdaderos reyes de las redes sociales. Incluso, podemos decir que le roban el protagonismo a sus propios padres adoptivos. ¿Qué tal?

¿Qué los convirtió en atractivos después de años de rechazo? Los quiltro lovers confirman que estos animales se enferman menos, son más cariñosos y que los cuidados son prácticamente nulos. “Son animales que han vivido en condiciones miserables y han aprendido a arreglárselas por si mismos”, asegura el veterinario Esteban Parada. En tanto que Carmen Luz Barrios, especialista del Centro de Comportamiento Animal (CICAN), agrega: “Sobrevivieron a la selección natural de su entorno cuando nacieron”.

Provenientes de la calle, fundaciones y organizaciones no gubernamentales encargadas de desparasitarlos, esterilizarlos y encontrarles un nuevo hogar, como Animalia y Rescate Canino Chile, la tendencia apunta a la adopción de animales antes que a la compra. Un movimiento que en países como España, Francia, Estados Unidos y Australia se practica hace décadas.

Se calcula que en Chile más de un millón de perros viven en la calle. Hoy los quiltro lovers buscan contrarrestar la vagancia mediante adopciones. “Es una acción que nos beneficia a todos, no sólo por el cariño que uno les puede dar adoptándolos, sino que sacarlos de la calle previene transmisión de enfermedades y hasta accidentes”, dice Alejandro Moro, encargado de rescate en la fundación Animalia. Esa misma razón es la que mueve a María Teresa Estay (57), quien vive junto a sus siete perros en su parcela de Calera de Tango. “Son mi mejor compañía”, dice.

quiltro450-2

Entonces, ¿se entusiasmó? ¿O aún no sabe qué regalar esta Navidad? Ponga ojo, porque al parecer, los quiltros son una gran opción. Aquí las razones para adoptar uno.

RAZÓN Nº1: SANOS TOTALES

En sus genes cargan con generaciones de ancestros nacidos en la calle; han resistido el frío, accidentes y hasta maltrato. De ahí que tengan las defensas más altas que otros animales considerados “de raza”, asegura la veterinaria Carmen Luz Barros. Y agrega: “Eso hace que sean inmunes a muchas enfermedades o resistentes a situaciones de estrés”. Pero eso no es todo. Giselle Torres, técnico en veterinaria de la Clínica Colón, asegura que incluso existen condiciones fisiológicas favorables en estos animales: “Su cuerpo, entre cruza y cruza, ha sacado lo mejor de cada raza”.

RAZÓN Nº2: MÁS INDEPENDIENTES

Abandonados desde cachorros en lugares como la Quebrada Macul, por ejemplo, se han desarrollado sin ayuda de nadie y, por eso, “son más autónomos”, dice el especialista Esteban Parada.

Así opina Daniel Araya (24), quien adoptó a Perry, un terrier negro y de pelo largo, luego de que este apareciera en una fiesta en su casa. “Si es que se va de paseo, siempre vuelve y no necesita correa cuando salimos juntos: sabe cuidarse solo”.

RAZÓN Nº3: CARIÑO GRATIS

Aparte de geniales, no hay que pagar grandes grandes cifras como las de los perros de raza, que pueden incluso superar el millón de pesos. En lo único que se requiere invertir es en vacunas, remedios antiparasitarios y esterilización, servicios que muchas veces entregan organizaciones pro adopción sin costo para quienes apoyen la causa llevándose a uno de sus animales. ¿Algunas de las más conocidas en Chile? Rescate Canino, Fundación Julieta, Garras y Patas y los mismos de Animalia.

quiltro450-1

RAZÓN Nº4: SON MÁS TRANQUILOS

Quienes viven con un quiltro coinciden en que se adaptan mejor a las normas del hogar. “Es como si hicieran mérito para que no los volvieran a abandonar”, dice Carmen Luz Barros.

Cristina Castellón (24) adoptó a Ana, quien, a pesar de haber llegado a su vida con 4 años de edad, hoy comparte sin problema con otros tres animales adoptados que ella tenía desde antes en la casa. “La mayoría adopta a perritos cachorros, porque son los que más se ven en fundaciones, pero todos pueden ser domesticados fácilmente: son buenos para seguir reglas”.

RAZÓN Nº5: AGRADECIDOS

“El abandono los hace ser más afectuosos que el resto cuando uno los cuida”, confirma el especialista Esteban Parada. Y agrega: “Por eso, cuando uno va caminando y les hace cariño, se te ‘pegan’”. Lo mismo piensa María Jesús Larraín (27), quien tiene a Sancho, un mix entre beagle y salchicha quiltro: “Cada vez que vuelve de un paseo a la casa, se pone más feliz que antes porque sabe lo que es vivir en la calle”.