Onemi y Sernageomin determinaron que las causas de la “ola de barro” que sepultó la Villa Santa Lucía se debieron al desprendimiento de una parte del glaciar Yelcho.

Así lo indicó la resolución tomada por la Mesa Técnica de trabajo compuesta por los integrantes del Sistema de Protección Civil y los organismos técnicos que trabajan en la zona de la tragedia. Hasta el minuto, se han contabilizado 11 víctimas fatales y 15 personas desaparecidas.

Hace algunas horas Onemi entregó un nuevo balance, destacando que existe un importante despliegue de recursos humanos en la zona afectada, con 469 personas de las Fuerzas Armadas, Carabineros, PDI y voluntarios de Bomberos.

El Director del organismo, Ricardo Toro, se refirió al fuerte ruido que tuvo lugar ayer en el territorio. “Producto de un estruendo, aún no determinado, pasadas las 22 horas de ayer, la población de Villa Santa Lucía realizó una evacuación preventiva hacia el sector La Junta en la Región de Aysén”.

cccccc-1

La autoridad señaló que “en total fueron 350 personas movilizadas, producto de lo anterior, se habilitaron 5 albergues, que acogieron a 200 personas, mientras que el resto de los evacuados pernoctó en casa de familiares y vecinos”. Y recalcó que “se realizará un sobrevuelo de expertos de Sernageomin y autoridades, en la zona para determinar lo antes posible el acceso de los equipos de emergencia”.

El pronóstico

Lo que preocupa es que a partir del día martes 19 de diciembre comenzaría el ingreso de un sistema frontal con precipitaciones desde la zona sur, afectando a la región el día miércoles próximo, con precipitaciones débiles hasta el día viernes 22. Al respecto, el geógrafo de la UC Pablo Salucci sostuvo que lo ocurrido es típico de la Comuna de Palena: “Claramente, la tendencia de lluvias intensas en cortos periodos de tiempo son un factor común, pero también lo es la falta de planificación territorial”, sostuvo el experto. Lamentablemente, esto dificultaría el trabajo de los equipos de emergencia.