Hace unos días, justo en el Día Mundial de la Tierra, 175 países suscribieron en las Naciones Unidas el Acuerdo de París, documento que trata sobre un preocupante tema: el cambio climático y sus efectos en el planeta.

Durante ese encuentro mundial 195 países acordaron controlar y el alza de la temperatura a fin de evitar que aumenten los desastres naturales, la idea según el documento es: “Mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los dos grados con respecto a los niveles preindustriales y perseguir los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 grados”.

Ojalá se logre porque el alza de las temperaturas es algo que debe preocuparnos si consideramos que el 2015 fue el año más caluroso en el mundo según datos entregados por la NASA y el NOAA y anteriormente lo había sido el 2014, los datos se registran desde 1880.

Con estos datos sí hubo quiénes dudaron de que el cambio climático fuera una realidad ya no tienen argumentos para rebatirlo. Por suerte los que sí pueden hacer algo lo hicieron y fueron líderes y representantes de 195 los países que participaron y se comprometieron en el acuerdo mencionado. Claro que aún faltan algunos que lo ratifiquen.

Necesitamos muchos cambios y compromisos. En nuestro caso y como país debemos ser más responsables con nuestras energías no renovables y utilizar otras más sostenibles. Con un otoño que comenzó con intensidad y que ha hecho sentir las lluvias y frío en forma notoria, en especial en la zona central, es el momento de que las intenciones y buenas palabras se hagan realidad y nos ocupemos de buscar alternativas para evitar que perdamos calor en nuestras casas y oficinas, también de buscar sistemas de calefacción que sean más amigables con el medioambiente.

Comentarios

comentarios