En diciembre de 2017, la salida de Bryan Singer como director del exitoso filme, Bohemian Rhapsody, fue una sorpresa. Aunque no acalló la serie de rumores y acusaciones que desde hacía largo tiempo circulaban en los pasillos de la industria.  En un comunicado, Fox justificó el despido —en pleno rodaje— por sus repetidas ausencias durante las filmaciones, descartando que el motivo de su salida estuviese relacionado con sus acusaciones por abuso sexual. Singer respondió que las obligaciones de la grabación le impidieron cuidar de su propia salud y la de un familiar. El director—conocido por su larga trayectoria filmando películas de superhéroes como la saga X-Men, Superman Returns y Dark Phoenix— fue reemplazado por Dexter Fletcher, aunque por normas del Sindicato de Directores, Fox mantuvo el nombre del primero en los títulos de crédito como único director.

Tres días después, las redes sociales ardieron tras conocerse un reportaje del The Hollywood Reporter, donde un hombre acusaba a Bryan Singer de violarlo en 2003, cuando tenía 17 años. A continuación, vino la nota del Deadline Hollywood con una entrevista realizada un ex novio de Singer, donde describía en detalle las fiestas que éste solía organizar. “Casi todos eran menores. Se les ofrecía alcohol, drogas, oportunidades; se les mostraba porno, se los manipulaba para tener sexo y luego los violaban… Todo con la promesa de una mejor vida ”.

Entretanto,“The Atlantic” publicó una serie de testimonios con hombres que denunciaron ser abusados por Singer. También consultaron alrededor de 50 fuentes para sustentar lo expresado por las supuestas víctimas.

De acuerdo a The Atlantic, las conductas sexuales inapropiadas del director de X-Men se remontan hasta finales de los años 90. Tres víctimas, tenían entre 13 y 17 años cuando tuvieron sexo con él. Tras esta publicación el descrédito social hacia Singer fue inmediato.

El ex director de Bohemian Rhapsody se defendió diciendo que estas denuncias eran falsas y movidas por la homofobia. Una vez más, me veo obligado a reiterar que esta historia repite las reclamaciones de demandas falsas presentadas por un elenco de personas indignas dispuestas a mentir por dinero o atención”, confesó Singer.

Ante la conmoción pública, el actor Rami Malek, protagonista de la película hoy nominada al Oscar, lejos de desechar la acusaciones, afirmó:  “Mi corazón está con todas las personas que han tenido que pasar por algo similar. Mi experiencia con Bryan no fue placentera, para nada. Y eso es todo lo que puedo decir en este momento”. Y agregó:  “Para aquellos que buscan algún tipo de consuelo, sepan que Bryan Singer fue despedido. No creo que haya sido algo que nadie pudiese prever, pero era algo que tenía que hacerse”.

25th Annual Screen Actors Guild Awards, Arrivals, Los Angeles, USA - 27 Jan 2019

Sin embargo, las puertas no se han cerrado para Bryan Singer. En septiembre de 2018 Millennium Media anunciaba que Red Sonja, un spin-off del cómic de Conan el Bárbaro, sería dirigido por el cuestionado director. Lo que más llama la atención es que Megan Fox, Amber Heard y Rose McGowan —todas actrices con historias de abusos en hollywood—  han audicionado para ser protagonistas del filme. ¿Seguirá Singer el mismo camino de Harvey Weinstein tras el #MeToo? Es lo que todos se preguntan.