Hace un tiempo vi una película, un poco rara la verdad, donde los causantes de la muerte masiva de los humanos eran nada menos que los árboles. Ellos comunicados entre sí y ya molestos con la destrucción que hacemos de la naturaleza decidieron, a su manera, hacer algo: eliminar la causa del mal, o sea a nosotros. No pude dejar de relacionarlo en cierta forma, aunque más positiva, con la superproducción Avatar, de James Cameron y la sensibilidad de los habitantes para entender que había una interconexión entre todos los seres vivos –algo que comparten muchas tribus nativas–, allí el intercambio de información entre las plantas era un hecho.

Y en cierta forma ninguna de las dos cintas estaba equivocada, por que sí la hay. El director de cine no estaba tan alejado de la realidad al plantear la idea porque según varios estudios, como los de Universidad Agrícola de China Meridional o la Universidad de Aberdeen, efectivamente existe comunicación subterránea entre las raíces de ciertas plantas y árboles las que en conjunto con hongos logran intercambiar información, nutrientes e incluso carbono.

Esa sería la razón por la que, por ejemplo, una planta o árbol más pequeño logra sobrevivir a la sombra de otros aun cuando recibe escasa luz solar. Suzanne Simard, investigadora de la Universidad de Columbia Británica, y quien ha dedicado largo tiempo a trabajar en el tema señala que “las plantas interactúan ayudándose unas a otras”. La información además se traspasa como un legado a las nuevas generaciones.

Esta especie de gran red vegetal, a la que también se le ha llamado “la web del bosque”, nos prueba una vez más que las más alocadas historias tienen una base importante en la realidad aún bastante desconocida

> Revisa cómo los árboles se comunican entre ellos en este video

Comentarios

comentarios