Astuto, audaz. Así es el mono, un signo regido por el metal y que a partir del 8 de febrero de 2016 tendrá como elemento variable al fuego en el año nuevo lunar chino. “Un ciclo dinámico e inquieto y también lleno de competencia y necesidades de destacar”, advierten los especialistas en Feng Shui y astrología china, Mónica y Bruno Koppel en su último libro de predicciones 2016 (Planeta).

“Yo elijo, yo decido: yo tomo las riendas de mi vida”, es la frase que debemos tener siempre en mente, según los autores mexicanos, para potenciar la seguridad y sensatez durante 2016 y no trastabillar ante el choque de energías que se dará entre el metal y el fuego. “Viviremos un circo de emociones y no hay que bajar la guardia”, anticipan los autores. Porque, si se enfoca bien, 2016 será también un ciclo lleno de oportunidades, por lo que “hay que ser creativos y flexibles, salir del punto de confort e ir por aquello que deseamos”.

Ojo, que 2016 estará marcado por el ego del mono, de ahí que los autores recomiendan cultivar la sencillez, centrarnos en la comunicación y en la fluidez de ideas para garantizar la tranquilidad del espíritu. Saber negociar, buscar el diálogo y los acuerdos serán clave en este nuevo año chino.

Los autores advierten que tanto a nivel personal como mundial este 2016 será prioridad cuidar la salud, que en general no gozará de gran equilibrio; habrá incluso riesgo de que vuelvan enfermedades antes erradicadas e incluso epidemias. “Por eso será importante enfocarse en un régimen sano, cuidar el cuerpo, mente y espíritu… es la oportunidad para hacernos responsables de nuestro organismo”, recomiendan Bruno y Mónica Koppel.

libromono

Características del mono como su inteligencia e intuición natural, pero también su determinación y tenacidad, harán que este año sea perfecto para analizar la realidad, concretar planes y proyecciones a futuro, pero sin perder nunca de vista la cautela.

En lo económico, será menester organizar los gastos, distribuir los ingresos y calendarizar actividades para un año definido por el impredecible movimiento del hiperquinético mono. Y advierten: “No hay que esperar ganancias rápidas ni inmediatas”.

Aunque ojo, en el amor será una etapa favorecida para contraer matrimonio, iniciar familias y vida en pareja. Habrá satisfacciones en el plano de la preparación, lo construido previamente, lo invertido y hasta en lo intelectual. Y garantizan: “Es un año que favorecerá al sexo femenino, tanto en lo sentimental como en lo económico”.

Abril, julio y octubre serán los meses de mayor equilibrio para poner los pies en la tierra y planificarse en todo sentido.