Como ese pololo a distancia que con una visita dejaba la ilusión en alto, proyectando un nuevo encuentro ideal apenas cerraba la puerta y partía. A veces volvía y otras optaba por un quiebre a kilómetros para no regresar. Afortunadamente para los fans, Don Draper dice adiós desde este domingo 5 con el estreno de la temporada final de Mad Men, pero no desaparece.

Aunque el primer capítulo de este ciclo se titula El fin de una era, siempre se podrá revisitar la serie con un click. La tecnología y el streaming dejan poco espacio a las lágrimas.

Las despedidas en TV solían ser desgarradoras para los seguidores de series. Millones sintonizaban en distintas coordenadas (y con la llegada de la TV cable a veces en transmisión conjunta) el cierre. Casi como un ejercicio de catarsis generacional. Ya no había más.

Ante la nostalgia, el gran consuelo fue coleccionar los paquetes de DVD con los programas favoritos. Pero costaba: no salían a la venta todas las temporadas juntas. Era una entrega con maldad, a goteo. Por eso eran tesoros de biblioteca de pocos.

Sensaciones —y lazos de ficción— que cuesta explicar a los nuevos ojos que ‘consumen’ (más que entretienen) televisión. Ya bajaron la cortina Breaking Bad, Sons of Anarchy, Glee, Parks & Recreation. Y a la semana siguiente de Mad Men, también parte el ciclo final de Nurse Jackie. Mientras que Justified emite su último capítulo a fines de abril. Títulos que ya no estarán y que merecen su duelo. No quedar en el purgatorio del click.