Caras

Mirada C

1054525406

Sudáfrica: vinos, safari y diamantes

La imponente vida salvaje del parque Kruger, la tierra de los centenarios guerreros zulúes, las largas playas de Durban, los rascacielos de Johannesburgo y la inolvidable Ciudad del Cabo, con su histórica costa y sus reconocidos viñedos, convierten a este país en inolvidable.

MV5BMTk3MDcwNzMwOF5BMl5BanBnXkFtZTgwNDY1ODA1NjM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

El precio de la Luna

First man (El primer hombre en la Luna), de Damien Chazelle, con Ryan Gosling y Claire Foy, logra presentar una claustrofóbica visión en la carrera espacial de Neil Armstrong y la troupe de personajes que se inmolaron por un sueño. De seguro tendrá premios esta temporada.

house-of-cards-season-6-image-2

House of cards: Un cierre tardío y penoso

Es un asunto conocido que las personas que sufren la amputación de alguna extremidad siguen sintiéndola durante un largo tiempo. Experimentan la sensación de la presencia fantasma de algo —un brazo, una pierna— que era parte de su cuerpo y que repentinamente no está más.

final_16121305_16122082-cropped

Bodyguard, la política en la era del miedo

Si hay algo que define actualmente la política internacional es el miedo. El terror a una catástrofe provocada por los inmigrantes de países pobres que buscan una vida en las naciones más prósperas. Ese miedo cobra la consistencia del pavor cuando los recién llegados abrazan una causa religiosa que es usada como punta de lanza para atacar a potencias de pasado colonialista: pobreza, integrismo y venganza. En ese punto aparecen las bombas, la muerte y con ella la palabra terrorismo. La serie británica Bodyguard se desarrolla en ese ambiente, el de la cultura en torno al terror a los atentados y el control de los extranjeros como sujetos sospechosos. La seguridad nacional como una meta para la que es necesario sacrificar ciertos derechos. El sargento David Budd, interpretado por Richard Madden, lo sabe de primera mano. Budd volvió a Inglaterra luego de luchar en Afganistán para integrarse al equipo de protección contra el terrorismo. El retorno no solo significó cambiar el campo de batalla por el rol de guardaespaldas, también enfrentarse a los traumas de guerra que acabaron destruyendo su matrimonio y alejándolo de su familia.