Caras

Blog

El que no aporta

La ley del respeto

Una ley que prohíba –o sancione, en rigor– los insultos a los efectivos de Carabineros. Lo que podría parecer un chiste, no lo es. Se trata de un proyecto de ley que hace algún rato viene sonando, y que el presidente Sebastián Piñera anunció en su cuenta pública del 21 de mayo.

Alexis Jeldrez

Mayo de 1988

Pongamos la música: “Tengo mi mente puesta en ti”, de George Harrison, y “Wishing Well”, de Terence Trent d’Arby; “Faith”, de George Michael; “1-2-3”, de Gloria Estefan y la Miami Sound Machine. “Fast Car”, de Tracy Chapman. “Sweet Child o’ Mine”, de Guns.

Rodrigo Astorga

Lady Antebellum: Los chicos dorados de Norteamérica

El country es uno de los movimientos musicales más populares en Estados Unidos, algo así como la “cueca gringa” si pudiéramos definirlo de manera rápida. Sin embargo, su expansión por el resto del planeta no ha tenido el éxito de otras expresiones culturales surgidas en Norteamérica.

ComoyExisto

Nueva apuesta: Fortunata Bistró

Cuando de pastas se trata, siempre se me viene a la boca La Fortunata, una de las reconocidas fábricas de pastas, donde se pueden encontrar sorrentinos, ravioles, lasañas, quiches, postres y por supuesto sus helados (imperdibles), elaborados con productos de calidad, artesanales, frescos y listos para comer en casa. Lo sé, no es una novedad pero lo que les voy a contar ahora les podría interesar un poco más, ya que debido al éxito, la familia crece con un nuevo formato, que alegrará desayunos y horas de almuerzos de quienes trabajen por el barrio El Golf en Santiago.

Alejandra Miranda

Una carrera contra el tiempo

Parece un círculo vicioso del que no podremos salir. El calentamiento global es un tema que nos está afectando de forma concreta hace muchos años, pero no parece ser tan importante para las autoridades, menos de las grandes potencias. Al menos eso es lo que se desprende de su falta de compromiso en las últimas cumbres medioambientales como Kioto (1997), Copenhague (2009) y el año pasado en Río+20, donde los países más industrializados como Estados Unidos (el que más contamina en el mundo), no han mostrado voluntad para firmar los compromisos para disminuir las emisiones de CO2.