Es paradójico pero sí funciona: Liam no come ni un poco de carne para esculpir sus marcados músculos. Esa decisión de estilo de vida terminó por entregarle la corona de “la celebridad vegana más sexy del mundo” por parte de PETAPeople For The Ethical Treatment of Animals —, una organización internacional de defensa en el trato hacia los animales.

Solo desde el 2015 la carne dejó de aparecer en el refrigerador de Liam. De hecho, la primera dieta que un nutricionista le recomendó se basaba en un mayor consumo de proteínas de origen animal, pero Hemsworth señaló a la revista Men´s Fitness que esa alimentación lo hacía sentir peor. “Es una combinación entre mi propia salud y la información que hay sobre el maltrato animal. Por eso no pude seguir comiendo carne. Mientras más sabía, más difícil era”, explicó.

LIAM-INTERNA

El 2014, el hermano mayor de Liam, Chris Hemsworth, fue nombrado el “hombre más sexy” por la revista People. ¿No tendrán algo que ver los genes más que la alimentación? Cualquiera sea la razón, no hay problema en que los hermanos sigan ganando estos títulos.