No es sorprendente que la modelo mejor pagada del mundo según Forbes, Gisele Bündchen (36), y su marido Tom Brady (39), el jugador de los New England Patriots, necesiten mantenerse y lucir bien todo el tiempo. Son una dupla glamorosa y muchos quieren ser como ellos, aunque esta apariencia requiera de varios esfuerzos y dietas especiales.

Juntos lucen como el ideal de pareja perfecta y tienen una hermosa familia. Ella es el ángel más preciado de Victoria Secret que recientemente volvió a volar desfilando en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y él un jugador de fútbol americano de alto rendimiento hasta ahora ganador de cuatro Super Bowl.

Comenzaron su relación en 2006 y tres años después se casaron en dos ocasiones. Tienen dos hijos y no dudan en compartir en sus redes sociales algunas fotografías de su vida privada. Aunque sin duda lo que causa más curiosidad es saber cuál es la rutina de ejercicios y alimentación que los mantiene así de saludables. Común es ver imágenes de la brasileña tomando agua de coco en camarines, transformando una habitación de hotel en un pequeño gimnasio e incluso algunas instantáneas de Tom cocinando panqueques “verdes” con sus hijos. Al parecer no solo comen sano, sino que se restringen de consumir varios alimentos y no con el propósito exclusivo de mantener una figura perfecta.

Así lo confirmó hace unos meses Allen Campbell, el chef de la pareja a Boston.com, un gastrónomo obsesionado con las dietas basadas en vegetales y que, luego de trabajar en restoranes y hoteles de Miami, conoció al matrimonio y ahora se desempeña como su jefe particular de cocina.

GISELLE-INTERNA

“El 80 por ciento de lo que comen son verduras, el otro 20 son carnes orgánicas como filetes, algo de pato y pollo. En cuando al pescado, casi todo lo que cocino es salmón. Yo mismo busco las especies y tomo decisiones conscientes al comprar productos en locales orgánicos y así alejarme de los transgénicos, todo esto pensando en el futuro del planeta y de los seres humanos. Si no son orgánicas, no las uso. Lo mismo con el arroz integral, quínoa y judías”, explicó Campbell.

Según contó el especialista, las harinas blancas, el azúcar refinada y el glutamato monosódico (MSG), un aditivo conocido como “asesino silencioso”, son algunos de los alimentos que se evitan en la cocina los Brady-Bündchen. En estas mismas declaraciones el chef reveló que solo cocina con aceite de coco y utiliza el aceite de oliva exclusivamente para aderezar. La única sal permitida es la sal Rosa del Himalaya, la cual regula el azúcar en la sangre, previene los signos del envejecimiento y sobre todo ayuda a la absorción de nutrientes. Asimismo tienen prohibido el consumo de café, bebidas con cafeína y lácteos.

Aunque estas pautas alimenticias parezcan ser muy limitantes, la dieta de Tom es aún más difícil que la de la top model. El chef contó que la estrella del fútbol americano, además de no comer plantas solanáceas también evita las frutas, siendo el plátano la única excepción que consume en batidos. “Tom no las come porque no son antiinflamatorias, es por este motivo que no utilizo tomates, pimientos, champiñones ni berenjenas”.

El experto, quien no siempre puede viajar con ellos, también dijo que la pareja no acostumbra a opinar respecto de sus propuestas. Cuando ambos se trasladan por mucho tiempo él se encarga de llamar al hotel y dar las indicaciones acerca de qué les gusta comer. “La única diferencia real es estacional. En el invierno comen más carne roja, más sopas y verduras de raíz. Y en el verano, cuando comen más ligero, preparo lasaña cruda y mayor cantidad de ensaladas”.

GISELLE-INTERNA-II

Hábitos a los que los hijos de estas superestrellas también están acostumbrados. Las comidas de Juan (8), Benjamin (5) y Vivian (3), a pesar de estar igualmente elaboradas con productos orgánicos, constan de varias opciones divertidas: sushi vegetariano con arroz integral, granola, galletas de chocolate crudas y rollos de fruta deshidratada. La lonchera escolar del hijo mayor es la única excepción pues es la misma Gisele la que se encarga de estas preparaciones.

Para Campbell la dieta de la supermodelo y el deportista es obviamente muy diferente a la peligrosa dieta americana tradicional de los Estados Unidos. “Si solo comes azúcar y carbohidratos, lo que hace mucha gente, tu cuerpo se vuelve ácido y eso produce enfermedades. El azúcar es lo que mata a las personas”, enfatizó el cocinero, quien —a pesar de no haber trabajado nunca antes para una familia— considera esta labor como “algo gratificante” pues ellos aprecian sus preparaciones y siente que es algo que realmente otorga un gran beneficio para su cuerpo a diferencia de muchas dietas de famosos que suelen ser bastante restrictivas y extremas.

Una alimentación saludable y que va más allá de la belleza gracias a un menú orgánico y de salud preventiva para toda la familia. Alimentos que aunque parezcan ser exclusivos para famosos que pueden pagar chefs personales, de igual forma sirven como ejemplo para quienes utilizan la creatividad a la hora de cocinar y así otorgar al cuerpo lo que realmente necesita.