El uso de productos naturales como tratamiento de diversas enfermedades gana cada día más adeptos en nuestro país. El cloruro de magnesio es precisamente uno de estos remedios naturales considerado milagroso, y que se ha puesto en boga gracias a la popularidad de la medicina alternativa, a la aparición en el mercado de nuevos productos compuestos de magnesio y por su cualidad más importante: sus poderosas virtudes curativas y la gran lista de patologías que promete sanar.

Este macromineral ha sido utilizado como remedio natural desde 1900, siendo un poderoso potenciador de la capacidad de los glóbulos blancos para destruir patógenos. “Hoy se sabe que el magnesio interviene en más de 350 funciones bioquímicas del organismo, y es una de las fuentes con mejor biodisponibilidad de dicho mineral, es decir, su asimilación y utilización resulta más fácil para nuestras células”, explicó Paulina Vargas, ingeniera civil de la Universidad Católica, Consultora Naturista y Directora Técnica de BowSPA.

La lista de beneficios del cloruro de magnesio es extensa, pero algunos de los principales son: “prevenir infartos, la arteriosclerosis, mejora las arritmias, fortalece al sistema inmunológico, previene la artritis y osteoporosis, regula la digestión, equilibra el sistema nervioso, ayuda a eliminar el estrés, previene el cáncer, retrasa el envejecimiento, ayuda a la memoria, evita y combate la fibromialgia, mejora el asma y previene la aparición de cálculos renales”, aseguró Paulina Vargas.

cloruro-magnesio-beneficios

La ausencia de este mineral en nuestro organismo puede ocasionar una serie de problemas; desde el estrés hasta la descalcificación de los huesos. Es por eso que en muchos casos se recomienda el consumo del cloruro de magnesio para sustituir la deficiencia de este principio activo.

Pero ¿de dónde lo obtenemos? El magnesio se encuentra de manera natural en legumbres, hortalizas y frutos secos, sin embargo, nuestra dieta dista mucho de estos productos. La mayoría de los chilenos tiende a consumir mayoritariamente alimentos procesados, reduciendo drásticamente los niveles de magnesio que nuestro cuerpo necesita. Para suplir este déficit, el mercado ha desarrollado atractivas opciones como las cápsulas, el magnesio líquido, la tradicional presentación en polvo y ahora una botella de agua enriquecida en este mineral.

La farmacia de medicina natural Knop lanzó su propia versión de pastillas de magnesio en 2015 alcanzado un gran éxito de ventas, es más, suelen ser las primeras cápsulas en agotarse. Otro formato que ha irrumpido en el mercado de la salud es AWater, la primera agua alcalina enriquecida en magnesio que se vende en nuestro país. “Adicionarle magnesio, fue una forma de cumplir una de las condiciones que nos impusimos, crear un producto saludable de verdad, y a su vez, un elemento único y distintivo”, señaló Juan Carlos Lemus, publicista y cocreador de AWater.

Estos compuestos “vuelven a estar de moda porque cada día hay más gente con inclinación a lo natural, y la globalización e internet hace más cercana la información. Las personas están buscando alternativas sanas y urgentes para recuperar su fuerza vital y con ella su capacidad de autosanación”, aclaró Paulina.

La nueva forma de mirar la medicina pone el énfasis en la integralidad del rubro, es decir, tener en cuenta el aporte de la salud tradicional, pero también volver a las curas naturales y ancestrales. Autocuidado, alimentación saludable, deporte y el retorno a la vida natural son algunos de los conceptos que engloba este nuevo paradigma de la salud, el que nos sitúa en la posición de actores responsables y conscientes frente a nuestro propio bienestar.