Desde hace más de 2 mil años, la tradición asiática adoptó la desintoxicación del cuerpo como un hábito. Estas civilizaciones buscaban ‘limpiar’ su organismo e incluso curar enfermedades a través de alimentos digestivos. Desde malestares generales, preocupaciones nerviosas y hasta evitar el riesgo de muerte fueron algunas de sus metas. Y aunque el paso de los años añadió nuevas técnicas deportivas a la rutina de purificación, como el running o el boom de la meditación y el yoga, la naturaleza ha dejado en claro que ‘es más sabia’ con algunos de sus alimentos con verdaderos poderes detox.

Sin embargo, más que algo físico y la ambición por una bajada rápida de kilos, diversos estudios en el mundo han comprobado que la desintoxicación también tendría efectos secundarios. Fue un estudio de 2014 de la Universidad de Londres el que catalogó la desintoxicación como “un verdadero mito”, dado que “los órganos funcionan perfectamente en un cuerpo sano”. Entonces ¿por qué forzarlos? Para el profesor especialista en nutrición de la Universidad de Exeter, “lo más importante es hacer dieta balanceada y deporte, si el fin es bajar de peso”.

Aquí, las tres hierbas más polémicas y populares del último tiempo, con sus beneficios y contraindicaciones para tener en cuenta antes de incluirlos en nuestra dieta.

DESINTOXICACIÓN Nº1: JENGIBRE

-PROS

Es una planta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes. No sólo mejora el cutis y ayuda a combatir los resfriados. Es infaltable, según El Journal of the Medical Association of Thailand, para una desintoxicación con todas sus letras después de ingerir grasas y alcohol. Pero son el gingerol y el shogaol, las moléculas clave que lo componen; porque mejoran el metabolismo al estimular el gasto de energía. Estas aumentan la oxidación de las grasas, por lo que su consumo nos haría incluso bajar de peso e incluso combatirían el estrés y migraña. Y según la Universidad de Georgia State, incluso podría prevenir el cáncer colon de y ovario.

-¿CÓMO PREPARARLO?

Pelar el tubérculo de jengibre y dejarla hervir con tres tazas de agua. Y luego, beber la infusión completa.

-CONTRAS

Su picor y acidez puede generar gastritis y úlceras e incluso pueden provocar alergias tópicas en quienes jamás lo hayan probado antes. Tampoco se recomienda para embarazadas sin previa confirmación de un ginecólogo, y aunque aún no se compruebe, algunos estudios indicarían que su potencia podría afectar la formación del feto durante el embarazo.

DESINTOXICACIÓN Nº2: SIROPE DE SAVIA

-PROS

Originario de la savia de la palma y arce, el sirope es conocido principalmente por los casi 10 kilos que te puede hacer bajar durante 10 días de desintoxicación. Sus altos niveles de calcio, magnesio, zinc, potasio y sodio, provocarían la liberación de grasas en el organismo a través de una aceleración del sistema digestivo y con eso, del metabolismo y a su vez, una mayor absorción de vitaminas y sales minerales.

- ¿CÓMO PREPARARLO?

Mezclar 100 ml. De sirope con 100 ml. De jugo de limón fresco 1800 ml. De agua natural y una pizca de pimienta cayena. Dividir en 6 porciones para día para la dieta detox del sirope de savia.

-CONTRAS

La glucosa y fructosa que contiene no serían suficientes para lo que necesita el cuerpo e incluso podrían generar resistencia a la insulina. La totalidad de la dieta del sirope no superaría las 600 calorías diarias, por lo tanto, malestares como dolor de cabeza y de estómago no serían extraños. Quienes la han intentado, confirman en redes sociales que “lo peor es el ‘efecto rebote’” y que incluso se podría doblar los kilos que fueron bajados, debido a una ingesta insuficiente de nutrientes y calorías durante más de dos semanas en la polémica dieta. Esto haría que el cuerpo guarde reservas porque no confía en la ingesta de alimentos y así, se dispararían los kilos hacia arriba.

DESINTOXICACIÓN Nº3: TÉ MATCHA

Sus elevadas concentraciones de antioxidantes como la catequina y polifenoles como el galato de epigalocatequina (EGCG), vitaminas, clorofila, flavonoides y teanina lo hacen ser más poderoso en desintoxicaciones que cualquier fruta, verdura o té. Según el Colegio Americano de Nutrición, su efecto antioxidante por moléculas como el EGCG, podría ser hasta 70 veces superior que una vaso de jugo de naranja natural y reductor de grasas. También se ha comprobado que acelera el metabolismo y que promueve una fuerte acción diurética. Los expertos de Archives of Internal Medicine, han confirmado que sus componentes antioxidantes y moleculares, podrían prevenir la diabetes, alza de colesterol y cáncer.

-¿CÓMO PREPARARLO?

Mezclar 200 ml de agua caliente con una cucharadita de té en polvo. batir hasta obtener espuma. Luego, se le puede agregar leche y endulzar. Una vez disuelto el polvo en agua caliente es posible también enfriar y consumir con hielo. Las dietas incluyen su ingesta 3 veces al día después de cada comida.

-CONTRAS

Aunque sea considerada una “bebida segura de tomar” por los expertos en nutrición, su alto contenido de teína sería excesivo para el organismo. Desde irritabilidad, aceleración de palpitaciones e insomnio produciría su consumo. Por eso los expertos recomiendan sólo beberlo en la primera mitad del día. Este exceso de teína también generaría náuseas, vómitos, gastritis e irritación de colon.