Pasó de ser una desconocida a revolucionar a los medios con su belleza. Desde que Kitty Spencer (25) comenzó a mostrar imágenes de sus viajes y fiestas en su cuenta personal de Instagram, todas las miradas se volvieron hacia ella. Y es que la sobrina más conocida de Diana de Gales tiene —a diferencia de sus tres hermanos­­ menores— una presencia mucho más agitada en la vida pública, asistiendo constantemente a desfiles, veladas sociales y eventos benéficos.

Desde hace meses, las fotos de su vida social y autorretratos inundan las redes, y su repentina popularidad la llevó a debutar como modelo en la portada de la revista inglesa Tatler, tal como lo hizo su madre, la ex modelo ­­Victoria Airken­ hace 19 años. Esta nueva faceta causó revuelo, pues Charles Spencer, no está nada contento con la nueva actitud atrevida de su primogénita.

Prima hermana de los príncipes Guillermo y Harry, Lady Kitty llamó por primera vez la atención de los medios cuando asistió a la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Estudió en la Universidad de Cape Town la carrera de psicología política y literatura inglesa y además tiene una maestría en gestión de marcas de lujo. Para potenciar su imagen como maniquí, ya trabaja con Storm Model Manegement, la agencia de Kate Moss. En paralelo ayuda a una organización que intenta reunir a militares en servicio con sus familiares para mantener los vínculos.

Pero no todo en la vida de Kitty son las labores humanitarias o la vida social. Hace un par de semanas decidió mostrar su relación con Niccoló Barrattieri Di San Pietro (45), veinte años mayor que ella y con quien lleva más de dos años de noviazgo.

Enamorada y sin miedo a los prejuicios, Kitty no teme seguir los pasos de su amada tía Diana.