“Queridos sudafricanos, nuestro amado Nelson Rohlihla Mandela, padre fundador de nuestra nación democrática, ha fallecido”. Con estas palabras Jacob Zuma, Presidente de Sudáfrica, anunció la muerte al mundo entero de uno de líderes más importantes del siglo XX. “Madiba” –cómo es llamado por los sudafricanos en honor al nombre que le otorgaron los ancianos de su tribu– tuvo una vida de constante lucha por la libertad y democracia de su pueblo.




Wp-mandela-450-familia




Sus últimos años




En 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo para terminar con la separación racial entre Sudáfrica y Namibia, proceso conocido como Apartheid. Un año después, ganó la primera elección democrática de sufragio universal y se convirtió en el primer presidente de color de su país natal, toda una hazaña para una nación que estuvo enfrentada por más de cincuenta años entre blancos y negros.




Aprovechando la celebración de su cumpleaños número 80, en 1998 Nelson Mandela se casó por tercera vez. En esta ocasión, Graca Machel, de 52 años y viuda del ex presidente de Mozambique, Samora Machel –quien falleció en 1986 en un atentado– se convirtió en su nueva mujer. Sesenta vacas de primera calidad pagó el clan de Mandela como dote por Machel y a la ceremonia asistieron más de 2.000 invitados, entre los que destacaron el fallecido Rey del Pop, Michael Jackson, y el actor Danny Glover.




Luego de la celebración, la pareja volvió a su rutina. Hicieron una gira por Argentina y Brasil donde demostraron que la diferencia de edad de 27 años, los tenía sin cuidado. En Buenos Aires, recibieron las llaves de la ciudad mientras que en Ushuaia, los recién casados fueron agasajados como visitantes a la cumbre del Mercosur.




Wp-mandela-450-4




Para ese entonces, la salud de Mandela ya estaba debilitada, producto de los 27 años que estuvo en prisión, 18 de los cuales fue en la cárcel de Robben Island. A eso se sumó la cirugía de próstata a la que fue sometido en 1985,  y el diagnóstico en etapa inicial de tuberculosis en 1988.




Su última aparición pública fue en el mundial de Sudáfrica en 2010, donde se presentó por pocos minutos en la ceremonia de clausura en el estadio Soccer City de Johannesburgo frente al partido de España v/s Holanda.




El deceso




Los últimos cinco meses de la vida de Madiba no estuvieron exentos de problemas. Además de las dificultades de salud que presentaba el ex-líder sudafricano, en muchas ocasiones su familia se demostró reacia a conversar con los medios. En una entrevista de hace unos meses en CNN, la hija mayor de Mandela, Makaziwe, alegó un “frenesí mediático” sobre la salud de su padre, explicando que muchas veces los medios “hablan de cosas que no saben o que simplemente no entienden”.




Wp-mandela-450-2




Para septiembre y luego de casi tres meses internado en el Hospital de Pretoria en Sudáfrica, y con el apoyo de cientos de seguidores que lo acompañaron en las afueras del centro médico, finalmente Mandela regresó a su hogar. Fue cuidado por 22 médicos, pero al parecer su hora ya había llegado. Debido a una larga batalla contra una infección pulmonar, Mandela murió a los 95 años rodeado de su familia y seres queridos. Nelson Rohlihla Mandela vivió luchando y se despidió de la misma forma, como todo un guerrero.




Revisa los discursos de Nelson Mandela en las Naciones Unidas





Revisa estos links sobre la muerte de Mandela:




- Carta de Morgan Freeman.




- Columna de John Carlin, biógrafo de Nelson Mandela.




Revisa la galería de fotos de Nelson Mandela