Después de casi dos años manteniendo un perfil relativamente bajo desde que dejó la Casa Blanca y su rol de primera dama, Michelle Obama (54) está de vuelta con Becoming, el libro de memorias que saldrá a promocionar con un tour digno de una estrella pop. A partir del 13 de noviembre comienza la gira de lanzamiento, llamada A conversation with Michelle, que se detendrá en diez ciudades de Estados Unidos y es producida por la misma agencia que prepara los itinerarios de artistas como Miley Cyrus, Rihanna, Beyoncé y U2. La primera parada será en Chicago, su ciudad natal, ante una audiencia de casi 25 mil personas en el United Center, la cancha donde juegan los Chicago Bulls en la NBA.

La intensa demanda por tickets en las sucesivas paradas del tour han llevado a los promotores a agendar segundas presentaciones en Washington y Nueva York, un despliegue que ni siquiera Hillary Clinton consiguió cuando lanzó su libro What Happened, promocionado en 2017 después de su derrota frente a Trump en la elección presidencial. Las otras paradas contempladas en su gira son Boston, Los Ángeles, Denver, Detroit, Dallas y San José (California). En cada una de ellas, el 10% de la recaudación será donada a instituciones de beneficencia, escuelas y organizaciones comunitarias locales.

Libro-Michelle-Obama

El libro es fruto de un acuerdo conjunto firmado por Michelle y el expresidente Barack Obama con la editorial Penguin-Radom House, para publicar sus respectivas memorias por separado por un monto que no ha sido revelado. Además del contrato editorial, este año los Obama firmaron un acuerdo plurianual con Netflix para crear programas de televisión y películas a través de su nueva productora, Higher Ground. Tampoco se conocen los detalles financieros de este acuerdo, pero si los antecedentes de otros casos sirven como referencia podríamos estar hablando de varias decenas de millones de dólares en el transcurso de muchos años. Era eso o pasarse la vida dictando charlas y conferencias.

Los contenidos del libro han sido mantenidos bajo siete llaves, aunque la propia Michelle Obama ha ido dejando un reguero de pistas en el transcurso de sus últimas y estratégicas apariciones públicas. Se sabe, por ejemplo, que en sus páginas rinde un sentido tributo a la influencia que su madre, Marian Shields Robinson (81), ha tenido en su vida. Además, la ex primera dama ha dejado entrever que el libro también aborda en detalle los desafíos que su rol presidencial significó para su carrera como abogada y como mamá. En una entrevista televisada, hizo notar que las circunstancias la forzaron a poner su carrera en pausa cuando “el ascenso de mi marido (en la política) se hizo más rápido, más alto y más ruidoso”. Pese a ello, agregó, que su rol de madre la ayudó a mantener en alto su autoestima.

fliaobama

A comienzos de octubre, en el program Today Show, la ex primera dama presentó un proyecto dirigido a adolescentes que no pudieron terminar el colegio. The Global Girls Alliance, el nombre de la iniciativa, consiguió así una hora de cobertura televisiva nacional que se cerró con una presentación conjunta de las cantantes Jennifer Hudson, Meghan Trainor y Kelly Clarkson. Este proyecto educativo fue la segunda de tres apariciones públicas previas al lanzamiento del libro. En septiembre había impulsado una campaña en favor de la inscripción electoral y el voto en Las Vegas y Miami.

El libro y la gira prometen traer de vuelta a la contigencia a una de las mujeres más populares en la historia republicana de Estados Unidos.