Al parecer, Melania Trump quiso dar un paso adelante después de que su marido diera uno para atrás. Pero, sin dudas, se tropezó. La primera dama viajó este jueves a McAllen, Texas, para visitar un albergue de niños inmigrantes, algunos de ellos separados de sus padres por la política migratoria de tolerancia cero de Estados Unidos.

Indican que su misión era mitigar los daños causados por la medida implementada por el presidente estadounidense, pero se equivocó en la forma y el foco cambió de forma repentina: lució una una chaqueta con el lema: “La verdad es que no me importa, ¿a ti?”.

Las críticas no tardaron en llegar y fue el mismo Donald Trump quien intervino en defensa a Melania, a través de su cuenta de Twitter. El presidente aclaró que el mensaje no suponía una afrenta a los niños, pero indicó que sí fue intencional: “LA VERDAD ES QUE NO ME IMPORTA. ¿A TI?’, escrito en la espalda de Melania se refiere a los medios de comunicación mentirosos. ¡Melania ha descubierto lo deshonestos que son y de veras que ya no le importa!”, escribió el mandatario, generando aún más polémicas.