Pocos como Roger Santodomingo han escrudriñado tan profundamente en la vida de Nicolás Maduro, el hombre que hoy tiene a la nación caribeña por las cuerdas. Se conocieron cuando él era corresponsal de la BBC y el actual mandatario recién asumía como presidente de la Asamblea Nacional. Fue una entrevista humana que marcó a fuego al autodenominado heredero de la revolución bolivariana. De hecho, nunca más volvió a dar entrevistas en las que no pudiera tener el control total del resultado final. “Decidí escribir su historia durante la última intervención de Hugo Chávez, cuando le levanta el brazo y lo postula como su sucesor”, recuerda el también politólogo venezolano.

“No hay duda de que hoy atraviesa por su peor crisis de legitimidad. En su intento por posicionarse como supremo sacerdote del chavismo, ha caído en un pozo de contradicciones. Defensor de la violencia como herramienta ideológica, en un comienzo fue visto con ilusión por la oposición que conocía su arista de hombre de fe que busca el diálogo. Pero los hechos demostraron lo contrario. Hoy, las calles de Venezuela se han vuelto extremadamente peligrosas. La tasa de asesinatos del país es la más alta del mundo. En 2016, la cifra de muertos superó los 28 mil, según el Observatorio de la Violencia, un grupo independiente venezolano que confirma que finalmente son los pobres los más afectados por la ola de violencia”, sostiene Santodomingo.

GettyImages-666993360

Desde su paso como chofer por el sistema de autobuses de Caracas hasta el nombramiento como canciller, en De verde a Maduro (Random House Mondadori), Santodomingo reconstruye la sombra de un hombre de bajo perfil que aprovechó la soledad del poder de Chávez para convertirse en su heredero. “No tiene ideas que defender, pero sí es un tipo con suerte que ha sabido penetrar las redes del poder hasta dominarlas”, afirma. A su juicio, “la comunidad internacional facilitó la debacle de Venezuela. No supo actuar a tiempo ni leer las señales de lo que ahí se estaba gestando desde antes que asumiera Maduro. Esto se veía venir, pero la diplomacia de los petrodólares fue más fuerte. Piensa que las divisas del petróleo venezolano han financiado las campañas de la mayoría de los mandatarios de izquierda de Latinoamérica e incluso más allá. En España, la justicia investiga a la agrupación de izquierda Podemos por haber recibido más de siete millones de euros del gobierno venezolano”, afirma.

—El año pasado el entonces secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza denunció que los países de la región se habían negado a actuar contra Venezuela. Hace pocos días, el actual timonel del organismo, Luis Almagro, repitió sus críticas y llamó a terminar la “guerra sucia” del oficialismo contra el pueblo venezolano.

—Estamos frente a una institución oxidada, en la que muchos de sus asociados son aún clientes de Venezuela. Cómo van a rebelarse si han sido los principales beneficiados. El problema es que no actuar ahora es demencial. Las pocas estadísticas confiables muestran que la mortalidad infantil, las muertes durante el parto y la malnutrición se han disparado. Según datos del gobierno y un informe de 2016 de las Naciones Unidas, la tasa de mortalidad materna en Venezuela aumentó a 130,7 por cada 100 mil nacidos vivos en 2016 (el promedio para América Latina fue de 68 muertes por 100.000 nacidos vivos). La tasa general de mortalidad infantil en Venezuela fue de 18,6 por mil nacidos vivos en 2016, un récord histórico.

9789588806129

—¿Qué le parece el cambio de actitud de la fiscal Luisa Ortega, quien para el gobierno se ha convertido en una traidora a la revolución tras presentar recursos contra la Asamblea Constituyente?

—No es el primer quiebre. Lo inusual es que se trata de una funcionaria que ha reprimido brutalmente a sus compatriotas y recién ahora muestra interés por cumplir las formas republicanas. Es una ilusión pensar que el Tribunal Supremo tomó la decisión de asumir poderes de la Asamblea sin instrucciones del Ejecutivo o al menos sin consultarlo. Las funciones del Poder Legislativo seguirán siendo usurpadas por los otros dos poderes, sin anularlo por completo. Ese es el juego.

—¿Qué piensas del llamado que hizo el encarcelado líder opositor Leopoldo López a los militares venezolanos a quienes llamó a “rebelarse” frente a órdenes de “reprimir” las protestas contra el presidente Maduro?

—Al interior de la cúpula chavista a Maduro no lo quiere nadie del régimen. A estas alturas lo lógico es que el régimen estuviese caído, pero ahí los que creen que hará elecciones voluntariamente se equivocan. De no estar seguro de ganar es improbable que llame a comicios. La corrupción al interior de los uniformados ha hecho que triunfe la cultura del abuso. Pero la crisis superó los peores pronósticos y ahora afecta a todos por igual. Partidarios y enemigos del régimen. Las últimas informaciones hablan de un explosivo aumento del descontento en los cuarteles. Ellos también son víctimas controladas de la inteligencia militar asesorada por oficiales de elite cubanos.