Llegó con media hora de retraso al desfile de modas en que José Cardoch presentó su colección primavera-verano ante más de un centenar de mujeres vinculadas a la Fundación Cema Chile. “Estamos acostumbradas a sus atrasos; siempre llegaba tarde a todas partes”, murmura una señora mayor sentada a mi lado. Cuando Lucía Hiriart de Pinochet entró al salón del Hotel Director, peinada de peluquería, muy bien maquillada y vestida con un sobrio traje negro, los aplausos se sintieron un buen rato. Se sentó en el único sillón con brazos laterales que había en la sala y sin la uniformada funda blanca. Justo donde desemboca la pasarela. Como una suerte de abeja-reina.

Después de aplaudir a todos y a cada uno de los modelos que desfilaron en honor a casi 30 años de vida de la Fundación, la señora del general Augusto Pinochet siguió con interés la rifa de rigor y repartió guiños y sonrisas a las favorecidas ganadoras de productos de belleza y canastillos envueltos en celofán. Una vez que terminó todo, muchas de las asistentes se acercaron cariñosamente y le repetían: “He esperado tres décadas para saludarla de beso”; “yo soy hija de la encargada del Cema Valdivia, le mando los saludos de mi mami” o “gracias señora Lucía por todo. Gracias también a mi general”. Ella, con arte en el oficio, le habló a cada una.

-Señora Lucía, me gustaría hacerle unas preguntas para revista CARAS…
-Ahora no mija, mira que voy a la comida organizada para Hermógenes de Arce.

Pero el tumulto de mujeres la detuvo de nuevo y, ante la insistencia, accedió a conversar “rapidito” sobre las conmemoraciones para el próximo 11 de septiembre. Eso sí, de pie y frente a una veintena de mujeres que asentía con la cabeza las aseveraciones de Lucía Hiriart.

-¿Qué siente ante la gran cantidad de actos que se están organizando en honor a Salvador Allende para el próximo aniversario del 11?
-Muchos de los gestos me parecen puro teatro, no tienen mayor importancia… Pero al leer la prensa, ves cosas tan inverosímiles, parciales y malintencionadas que piensas que lo único que falta es que canonicen a Allende…

-¿Por qué se ha permitido que la izquierda se apodere de una fecha tan simbólica para el país como es el 11 de septiembre?
-Creo que ha habido debilidad de parte de la derecha, o tal vez ingenuidad. Quizá pensaron que los de la izquierda no iban a usar los hechos de una forma tan irrisoria como ha ocurrido. Pero la verdad es que han dado vuelta los acontecimientos a su real antojo y los han tergiversado de una manera tal que resulta increíble. Hoy Chile parece un país de opereta…

-¿Y cómo se explica usted que toda esa gente que apoyó a Pinochet en su momento no haya salido en defensa del gobierno militar?
-Es que faltan líderes…

-¿En la derecha también?
-Faltan líderes en la derecha pero también a nivel país y eso es muy inquietante porque puede producirse cualquier debacle.

Wp-lucia-450

-¿Siente que han dejado solo a Pinochet?
-… No, creo que la gente que lo quiere y que vale la pena, no lo ha abandonado. Tal vez no estarán a diario con él, porque se cansa, pero en momentos clave hemos sentido el gran apoyo y cariño de muchísima gente. Ahora, también es cierto que muchos que debieran, no han salido a defender el legado del gobierno militar…

-¿Les ha faltado valentía?
-No quisiera ser tan drástica pero hay una suerte de inercia en las personas que debieran actuar…

“¿Sabes qué pasa? Hay muy pocos hombres que tienen los pantalones bien puestos…”, continúa diciendo Lucía Hiriart, mientras las mujeres que la rodean siguen asintiendo con la cabeza cada una de sus palabras.

-A su juicio, ¿quién los ‘tiene bien puestos’?
-Por ejemplo, Iván Moreira…

-¿Y el general Matthei? Acaba de lanzar sus memorias sobre el gobierno militar que de seguro dejarán más de un herido en el camino…
-Ese libro va a traer polémica, ¿y saber por qué? Porque es una visión muy personal y equivocada. No creo que él tenga mala intención, pero es una persona influenciable y en este momento se está dejando influenciar por la derecha…

-En lo personal, ¿cómo piensa celebrar este simbólico once de septiembre?
-En familia, tranquilos en Los Boldos, esperando los miles de saludos que ya quieren hacer llegar a nuestra casa. Queremos conmemorarlo con mesura y austeridad. Con recogimiento.

-¿Qué le parece la propuesta del gobierno sobre el tema de los derechos humanos?
-Muy pocos días después del 11 escribí una carta para las madres chilenas. Les dije que comprendía que no hay amor comparable al de una mamá y que para nosotras no hay ningún hijo malo… Que era doloroso cualquier enfrentamiento y, por supuesto, lo peor era la muerte de un hijo… El sufrimiento es inevitable y lo hemos sentido en ambos lados. Ahora bien, me parece que tratar de saldar esa pérdida con plata, no es la forma más adecuada.

-¿Y cuál sería la fórmula?
-Si yo tuviese esa respuesta sería presidenta de la república…