La partida no está fácil: no hay plata, no son explícitos todos los apoyos ideológicos y más de alguno debió componer amistades rotas con tal de obtener financiamiento. Todo sea por La Moneda 2014.

Laurence Golborne: Las redes de Gener

Muchos apostaban a que por su pasado empresarial Laurence Golborne contaría con recursos para su campaña, sin embargo, más le ha valido tener amigos que plata.
Su moderna oficina —en el séptimo piso de Burgos 80— se la prestó un amigo. Y muchos de los miembros del comando funcionan sin recibir paga o con sueldos por debajo de lo acostumbrado. Pura amistad con el ex ministro. Entre ellos, la ingeniera Luz Granier (RN), que fue su jefa de gabinete en Minería y Obras Públicas, y hoy jefa de campaña. Se conocen hace más de veinte años, desde los tiempos en Gener, época en que el precandidato gestó varios de sus respaldos más potentes. Así, uno de los primeros en matricularse fue el empresario Juan Antonio Guzmán, ex ministro de Educación de Pinochet y gerente general de Gener cuando Golborne se encargaba de las finanzas. De esa época hay también otro pez gordo: Bruno Philippi, ex presidente de la eléctrica y ex de la Sofofa. No están en el comando, pero abren su chequera… Algo parecido sucede con Andrés Concha, timonel de la Sofofa que hoy se recupera de una complicada enfermedad.
Del gremialismo, hasta ahora, el apoyo financiero es escaso. Fieles a su estilo medido, la UDI ha apoyado más con gente que con plata. La situación cambiaría si Golborne gana las primarias.

En el equipo oficial hay otro amigo del presidenciable: Pablo Zalaquett, coordinador territorial. Dicen que su llegada al mundo empresarial sería de gran ayuda para recaudar fondos.
Y del programa se hará cargo el economista José Ramón Valente, socio de Econsult y miembro de la mesa económica de la UDI, visto como la versión moderna de los Chicago Boys.
También apoya el ingeniero comercial Juan Pablo Koljatic —ex jefe de Estudios de Minería y Energía—, y el cientista político Gonzalo Müller, a cargo de la comunicación estratégica.
La coordinación política con la UDI es misión de Juan Antonio Coloma.
Y como arma secreta aparece la contratación del publicista Jorge Leiva, fundador de la agencia Hambre y quien tuvo un importante papel en la campaña presidencial de Piñera. Ahora debe posicionar al candidato como un hombre cercano a la gente.

Candidatos01Andrés Allamand: Bernardo Matte, el ‘padrino’

No hay plata. Así de simple. Todo por culpa de las municipales, que dejaron a Renovación Nacional con los bolsillos planchados. Hasta el propio presidente, Carlos Larraín, dice que tuvo que destinar recursos personales “para tapar los hoyos de la elección…”.
Así las cosas, el precandidato Andrés Allamand tuvo que recurrir a su círculo más íntimo, partiendo por su testigo de matrimonio, el empresario Bernardo Matte.
Otro de sus financistas es el ex mandamás de la Sofofa y de la CPC, Juan Claro, quien en una entrevista con Qué Pasa lo catalogó como el “Ricardo Lagos de la derecha”.
También lo apoya Pedro Ibáñez (RN), uno de los dueños de la Universidad Adolfo Ibáñez, y los ‘amigos de siempre’, como  Daniel Platosvky y Carlos Heller, este último socio del Grupo Bethia.
La plata no es todo. Y si se trata de su mujer, tal parece que Allamand encontró no sólo su alma gemela sino a una fiera partner. Si hay alguien que manda en el comando es Marcela Cubillos, afirman sus cercanos. La ex diputada UDI se involucra en cada decisión, en cada estrategia comunicacional y no se pierde reunión en RN. “Nada se hace sin que ella lo apruebe”, cuentan.

Andrés Velasco: Rompió el chanchito

Candidatos02En el comando del economista y ex ministro de Hacienda están en una carrera contra el tiempo. El objetivo: posicionarlo antes del eventual desembarco de Michelle Bachelet. Tarea nada fácil y, por lo mismo, los recursos se orientarían ahora al área comunicacional. Quedó claro con el relanzamiento de la campaña y el controvertido slogan que sacó ronchas en la Concertación: Voy aunque vuelva. Detrás de la frase hay dos jóvenes publicistas, Patricio del Sante y Carlos Müller, quienes hicieron carrera en Argentina y crearon acá la agencia 10:10. Pero no están solos: se les suma Felipe Zegers, experto en publicidad urbana, y Sebastián Arteaga, uno de los dueños de Leche.
En la mente de Andrés Velasco nada queda al azar y la estrategia digital está a cargo de NoiseMedia, de Andrés Valdivia, creador de Podcaster.cl. A él se agrega Carlos Dubarry del equipo digital de la campaña de Frei 2009.
Pero el mayor golpe, dicen en el comando, es la reciente incorporación de Sebastián Freund, ex director del área dramática de Canal 13, productor ejecutivo y director de Stefan vs. Kramer.

Sin un partido que lo financie, el precandidato ha tenido que recurrir a sus amigos: el ex presidente de la CPC y vicepresidente de Concha y Toro, Rafael Guilisasti; el empresario DC Juan José Santa Cruz y Tim Purcell, ex JP Morgan y socio del fondo de inversión privado Linzor Capital.
Con todo, cuentan que Velasco debió romper el chanchito y usar los ahorros que tenía con su mujer, la periodista Consuelo Saavedra.
Tanto Santa Cruz como Guilisasti son miembros del ‘segundo piso’ del candidato y con ellos está, además, el sociólogo Carlos Catalán y el ex director del SII, Ricardo Escobar.
Y como para dar un aire fresco al comando, sus miembros son sub-40, asegura el ingeniero comercial Cristóbal Aninat, jefe de campaña, que conoció a Velasco en 1998, cuando los dos estaban en NYU, uno como estudiante, el otro como profesor. El resto del círculo lo integran los cientistas políticos Pablo Berazaluce y María Isabel Angel, el abogado Ricardo Montero, el economista Cristóbal Marshall y el sociólogo Pablo Argote.
Y Expansiva, el think tank de Velasco, se hace presente con los ex ministros de la Concertación Pilar Armanet, José Joaquín Brunner, Ricardo Bitrán y Marcelo Tokman.
Desde la cultura suma el apoyo de sus amigos Pablo Simonetti, Carla Guelfenbein, Luz Valdivieso y Marcial Tagle.

Franco Parisi: coqueteos con la niña bonita

Candidatos03Como todo un outsider prometió terminar con “la colusión de la política” y gobernar lejos de los partidos. Pero a la hora de sumar respaldos, ese perfil independiente no se ve tan nítido… De hecho, ya está en avanzadas negociaciones con el PRI, la niña bonita de las municipales, los únicos (junto con el PC) que ganaron alcaldes en vez de perderlos. El PRI fue parte del comando piñerista en 2009. Hoy estarían divididos entre quienes están con la Alianza y los que quieren a Parisi.
Otro fichaje del comando es Antonio Horvath (RN). El senador fue coordinador del área de energías renovables del Grupo Tantauco y asesoró a Piñera en su plan de gobierno, pero luego denunció el cambio de postura del Presidente y se declaró utilizado. El hará de puente con los ecologistas.
También de RN es Francisco Devia, presidente de los Diplomáticos de carrera, organización que hace rato reclama por los nombramientos de profesionales en cargos vinculados con relaciones internacionales que poco y nada tienen que ver con el área. Por eso, con Parisi el compromiso es que, si ganan, el canciller sería diplomático de carrera.
Además, figura el PPD Daniel Farcas, ex brazo derecho de Guido Girardi, que sonó fuerte en 2010, por irregularidades en la entrega de las becas Valech. Su tema es educación.
Claro que a la hora de juntar platas, sólo un hombre estaría adhiriendo: el emprendedor Marcelo Guital, ex dueño de Aguas Benedictino y hoy timón de Guital and partners. En 2009 apoyó a MEO pero hoy está con Parisi.

Marco Enríquez Ominami: ¿Otra vez amigui de Marambio?

Candidatos04“Tenemos muchas campañas en el cuerpo, vamos a trabajar con agencias de gente amiga, pero no está todo cerrado”, declara Carlos Ominami, padre del director de cine y TV Marco Enríquez Ominami, candidato del PRO. Por eso suelta información a gotas. Eso, aunque a nadie dejó indiferente la visita del experto Jacques Seguelá, influyente estratega político, famoso en Francia porque presentó a Carla Bruni con Nicolás Sarkozy. Es muy cercano a MEO. Lo asesoró el 2009 y ahora, en noviembre, su diagnóstico fue claro: Marco ya no puede seguir diciendo lo del 2009. “Antes era el outsider de la política, pero ya no. Hacia allá va la estrategia. Ha madurado, y ante la eventualidad de que Bachelet no vuelva, es el más competitivo. Hay que mostrarlo como un estadista”, sostiene Ominami.
Para tejer la red de apoyos a todo nivel, falta. En el comando, eso sí, dejan claro que MEO no es un precandidato, no va a las primarias y, por lo mismo, sus tiempos son distintos al resto de los aspirantes, quienes tienen ‘fecha de vencimiento’: el 30 de junio. Marco, en cambio, ha recorrido Chile durante todos estos años y todavía quedan 12 meses por delante”, aseguran.

Aunque en medio de la fiebre presidencial también han buscado dar algunas señales. El 3 de octubre se lanzó la campaña en el Teatro Caupolicán, en un evento de lo más diverso: lo animó la opinóloga Marisela Santibáñez y actuaron las bandas Santo Barrio y Tiro de Gracia, además del humorista Palta Meléndez. Ese día llamó la atención la presencia del empresario Max Marambio, jefe de la campaña 2009 y con quien MEO llevaba largo rato sin hablar a raíz de un conflicto personal. Hoy, Ominami confirma que será uno de los financistas porque la idea es depender de mucha gente, no sólo de él. Por eso no se descarta recurrir al empresario Rodrigo Danús.
El que estuvo en la presidencial 2009 y ahora no veremos es Paul Fontaine: candidato y economista tuvieron diferencias cuando, después de la primera vuelta, el experto partiera a apoyar a PIñera.
El resto del equipo viene de la Fundación Progresa, think tank vinculado al PRO, entre ellos Patricia Morales (directora de Progresa); Camilo Lagos y el economista Eugenio Rivera.