Serán dos plantas del museo que estarán completamente dedicadas a una colección privada. Un hito en Chile y que habla de las nuevas formas internacionales que operan entre arte y mercado. Más de ochenta piezas de artistas mundiales y nacionales que se podrán conocer hasta el 29 de septiembre.

Murakami, Hirst, Tracy Emin, Warhol, David LaChapelle, enfrentados a chilenos de la talla de Alfredo Jaar, Matilde Pérez, Claudio Bravo y Francisco Copello.

Wp-Hambuerguesa-290¿Cómo un acervo personal puede llegar a los espacios de uno de los enclaves más importantes del arte nacional? El mismo Francisco Brugnoli, director del MAC, lo explica: “Esta es una oportunidad para discutir y reflexionar sobre la trascendencia cultural del coleccionismo. De ahí que fuera el mismo el que invitara a Yarur a presentar esta muestra bajo la curatoría de Cecilia Brunson y co-organizado por Fundación Ama bajo el nombre Un relato personal.

“Es un honor compartir las obras que he ido reuniendo en estos años. Me apasiona tratar de entender lo que lleva a los artistas a tomar el riesgo de entregar una visión diferente del mundo. Estos trabajos, algunos más controversiales que otros, son una invitación a reflexionar sobre los artistas que generaron estas obras”. Para la curadora Cecilia Brunson, la colección de Juan Yarur fue “armada con tripas y corazón”. Luego fue ella quien se encargó de la investigación de modo que cada pieza tuviera sentido dentro de ese universo.

Oleos, litografías, fotografías e instalaciones de Gerhard Richter, Annie Leibovitz, Robert Mapplethorpe y Nan Goldin. De los artistas emergentes de Chile están Magdalena Atria, Catalina Bauer, Nicolás Franco, Josefina Guilisasti, Cristóbal Lehyt, Livia Marín, Alvaro Oyarzún, Gerardo Pulido, Tomás Rivas, Pablo Rivera, Cristián Salineros, Cristián Silva y Malú Stewart.
Para organizar el recorrido, todo se ordenó en salas temáticas: Pop art, erotismos, naturalezas, cuerpos, geometrías y accionismo.

Juan Yarur, con 29 años, es el coleccionista de arte más joven del país y el único chileno que ha sido invitado por la galería Tate Modern de Londres para integrar el Comité de adquisiciones de arte latinoamericano.

Su forma de trabajar llama la atención.

Wp-juan-290Cecilia Brunson cuenta que le gusta visitar a los artistas en sus talleres. “Recuerdo que la visita al estudio de Marc Quinn fue memorable. Justo estaba produciendo obras que no se habían visto y siempre es tan raro encontrar artistas que sigan pintando… De ahí salió esta pintura pensada especialmente para Juan”. Y añade: “Más que un coleccionista, Juan ha pasado a ser un filántropo. Aporta a Chile con una beca para artistas contemporáneos que lleva el nombre de su padre, Amador Yarur; expone su legado internacional aquí; luego lleva obras de artistas chilenos al extranjero. Francamente, no hay nadie en Chile que haga algo ni remotamente parecido”.

Desde la distancia, Yarur no se explaya y sólo refiere a una obra: Ryan in the tub (o Ryan en la bañera), de la artista estadounidense Nam Goldin. “Con ella todo partió: fue la primera adquisición, la que siempre me obsesionó para poder apreciar en privado y ahora en publico”. Un acto sencillo, particular y potente, tal como comienza la mayoría de las grandes colecciones.