Celebra su santo entre bailes andinos y diabladas. En plena campaña senatorial por la Decimoquinta Región, el ex secretario general de la OEA y hombre de confianza de los gobiernos de Frei y Lagos, se mueve a sus 74 años con lenta confianza en el Día de San Miguel de Azapa. No parece ateo mientras se desplaza atento y eficaz con un pañuelo en la mano por la procesión de la Virgen de las Peñas, la fiesta que se celebra los primeros fines de semana de octubre.

El pañuelo no es de piadoso cristiano, tampoco es un accesorio de arenga política. Lo necesita a cada momento por culpa de esa renitis crónica que arrastra desde que tiene recuerdo. Su papá lo retaba a diario por ese toc repetitivo.
“El niño sorbetero, me decía. Pero qué culpa tenía yo… Después se dieron cuenta de que esa alergia me acompañaría toda la vida”, dice convencido de un rictus del cual prefiere reírse.

–¿Ha sido más incómodo ahora en campaña por las alturas?

–Claro, pero no es una limitación. Es algo que me ha acompañado siempre y ya sé cómo resolverlo. Yo, como decía la canción, digo permiso soy el tango, y sigo adelante.

–“Y soy el panzer también”, podríamos agregar.

–Tal cual, con permiso soy el Panzer. Mi campaña está muy enfocada en centrarse en los pueblos que están olvidados en el desierto, hacia Putre, Socoroma o Visviri. Hay que abrir caminos ahí y escuchar a esa gente. Sabemos que el 97% del electorado está concentrado en Arica, sería más fácil hacer la campaña sólo ahí. Pero hay que llegar más allá.

6D4A4499

–Muchas zonas andinas de Parinacota no tienen electricidad, ¿qué responderá cuando le reprochen un abandono por décadas?

–Lo real es que esas comunas están muy poco pobladas y, por lo mismo, las empresas proveedoras de agua potable y de luz no tienen interés en llegar. Hay dos formas de hacer que esto cambie: una es obligar a estas empresas mediante contratos y licitaciones para que lleguen a lugares como Visviri. La otra es que la misma región provea de electricidad a todos los sectores, mediante energías renovables como la solar. A mí cualquiera de las opciones me sirve, con tal de que un lugar como Visviri tenga electricidad, tal como la tiene Charaña que está al lado. Es un tema de gestión, donde como país, podamos brindar los servicios mínimos y básicos a nuestros pueblos fronterizos.

–Usted sabe de fronteras como pocos, ¿su cupo senatorial por esta zona también tiene algo de estrategia diplomática?

–La verdad es que estoy aquí porque conozco la zona y me apasiona su historia y su evolución. Ahora, por ejemplo, voy a la comuna de General Lagos, un lugar de triple frontera, donde se juntan Chile, Perú y Bolivia. A más de 4.500 metros de altura, yo avanzo despacito, camino despacito, no sólo lo dice la canción (e imita el paso mientras toma un helado de chocolate en pleno paseo San Marcos, en el centro de Arica). A lo que voy es que este es un lugar que tiene la frontera más trascendente de nuestro territorio. El cruce a Tacna es el más transitado. Es decir, la defensa de la soberanía comienza aquí.

–La gente comenta que usted viene de grandes cargos internacionales y que ahora está acá, que la región le puede quedar chica ¿qué piensa?

–Pues muy bien, podría haberme presentado por el Maule, región en la que nacieron mis padres. Me gustaba mucho la idea de ir por esta zona. Pero he estado muchas veces en Arica e hice muchas cosas aquí cuando estuve en el gobierno. Pero a mí no me dijeron que eligiera el Maule o Arica, me dijeron Atacama. Y me fui allá donde estaban todos divididos, di la pelea hasta el último día hasta que salió la opción de postular por Arica y me gustó mucho más la idea. Me pareció muy bueno que la DC y el Partido Radical estuvieran dispuestos a apoyarme, además del Partido Socialista. Ser el único candidato del país que reúne el apoyo de estos tres partidos tan importantes de la Nueva Mayoría es algo muy significativo en tiempos donde cuestan los acuerdos.

659d8fea-4ebe-4b11-aebb-da94734511fe

–Con la salida de Ricardo Lagos de la carrera presidencial se pierde una figura relevante en la busqueda de acuerdos…

–Creo que los partidos deben tener la capacidad de decidir, y una de las razones por las cuales yo me quejé fue porque no le dieron esa posibilidad a nuestro partido. No se hizo la consulta ciudadana. Creo que fue un error, porque Ricardo debió haber seguido como candidato del PPD, y en la primaria podría haber tenido un buen resultado. Pudo haber salvado el obstáculo del PS, pero lo comprendo porque él siempre fue doble militante y si uno de sus partidos no lo apoyaba debió haber seguido con el otro. Decidió entonces que lo mejor era retirarse.

–¿Está molesto con el Partido Comunista?

–No, nunca me he peleado con el Partido Comunista, aunque tampoco he estado muy cerca de ellos. El negocio que quería mi partido era que el PC nos apoyara en Aysén, Maule y Valparaíso, pero nunca se habló de Arica, así que es una decisión de ellos.

–¿Cuál es su posición frente al tema de la pesca, la subsistencia de lo artesanal y la ferocidad de la industria?

–Esto tiene que ver con tres cosas, primero que la cuota para la pesca artesanal es muy baja, porque la Ley de Pesca se hizo pensando en los intereses de la pesca industrial. Además, se dice como una queja que los pescadores artesanales llegan a 80 millas de la costa a pescar y que el fallo de La Haya los perjudica, lo que yo no creo, pero no me consta. Y tercero son las facilidades del puerto para los pescadores pequeños, hay problemas operativos en el puerto y tenemos que resolverlos.

–¿Se vino a vivir a Arica?

–Sí, tengo un departamento en la Avenida Chile. Voy a Santiago sólo algunas veces porque el centralismo sigue operando, lamentablemente. Pero estoy aquí en Arica y estoy muy bien.

–Usted está seguro que triunfa como senador, y Piñera, ¿gana?

–Lo dudo. Aunque tiene un 32% de apoyo en las encuestas lo que aquí vale es la diferencia entre los candidatos. Cuando Piñera ganó la elección presidencial, mucha gente decía que no lo quería, pero tenía el 44% y hasta el 45% en las encuestas, lo que le daba un aura de inevitabilidad. Pero ahora que tiene 32% y creo que está lejos del 50%. Si la Nueva Mayoría sigue su camino como en estas últimas semanas, más unidos y sin pelearse entre ellos, le ganamos.

DSC_6974

–¿Con Alejandro Guillier al frente?

–Bueno, es el candidato de mi partido y tengo que apoyarlo. Pero si me preguntas a mí yo hubiese preferido primarias. ¡Y habría participado yo! Pero no se hizo y lo decidió el Comité Central. Y luego habría preferido por cierto que hubiese ido Lagos y no Guillier. Mi labor ahora es apoyar la opción de mi partido, así como otros partidos de la Nueva Mayoría me han apoyado aquí en Arica. Como es el caso de la Democracia Cristiana, de hecho anoche tuve una reunión muy grande con muchos democratacristianos y cuento con ellos.

IMG_0023

–Si se cumple lo que dicen las encuestas ¿cómo proyecta el nuevo escenario con Piñera como presidente y un Senado que debuta sin binominal?

–Es que no creo que gane Piñera. Y sobre el nuevo Senado, sólo decir que aquí estamos todos para lograr acuerdos y consensos por el bien del país. Ahí se verán los gallos.