El primer flash electoral soltado a las 16:00 hrs. de ayer domingo confirmó la tendencia que 72 horas antes se veía en las encuestas que solo podían ser difundidas por la prensa extranjera: una súbita subida del candidato de Peruanos Por el Kambio, Pedro Pablo Kuczynski, frente a la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Los peruanos recibieron con mucha prudencia los primeros resultados donde dos de las tres principales encuestadoras, GFK, Ipsos y CPI, daban con ligera ventaja, menos del margen de error, a PPK. Solo CPI daba más a Keiko (51.1%), algo que no extraña puesto que esta última empresa de análisis viene siendo cuestionada por sus vínculos fujimoristas. Sin embargo ésta valió a voceros de la hija del expresidente Alberto Fujimori para hacer señales de victoria y festejar junto a decenas de fujimoristas en la puerta del Hotel Melia, ubicado en el distrito de Jesús María, donde llegó ayer en la tarde para esperar los resultados en el piso 10.

Por su parte PPK, recibió este flash electoral en la comodidad de su residencia en San Isidro y en su local de campaña, si bien hubo cierta algarabía por esta primera noticia, sus seguidores y voceros siguen a la espera.
Si el margen es menor a 1% (unos 180 mil votos), como está siendo hasta hoy, la tensión será muy grande.

Pero es cierto que en estadística la tendencia vale mucho, y luego del segundo debate presidencial del domingo pasado ésta es favorable a PPK. Además el escándalo en el que está envuelto el único candidato a la vicepresidencia de Fujimori, José Chlimper, por estar implicado en la manipulación de un audio difundido por un importante canal para defender al exsecretario general de su agrupación que acusan de lavar dinero del narcotráfico, fue determinante. Así como la multitudinaria marcha del último martes (31 de mayo), que movilizó a decenas de miles de personas a las calles para impedir la llegada a la presidencia de la hija de Alberto Fujimori, quien está en prisión por delitos lesa humanidad y el apoyo público a PPK de la mayoría de los líderes políticos.

Vale señalar que en la primera vuelta electoral del 10 de abril PPK obtuvo 21.01% frente a 39.85% de Keiko. Eso quiere decir que esta segunda contienda ha enfrentado una vez más el Fujimorismo frente al Anti-Fujimorismo.

Hasta el último voto. Esa es la consigna entonces de los personeros de ambas agrupaciones. La tan corta diferencia va a obligar a los personeros legales a luchar fuertemente las victoria mesa a mesa y esperar uno o dos días para aceptar una derrota. Una tarea titánica en un país con una demografía tan atomizada debido a su geografía y donde a veces hay ausencia del estado para la fiscalización.

Pese a los cuestionamientos que siempre se ciernen sobre cada elección, donde más de medio país parece quejarse por votar por el “mal menor”, el Perú está celebrando por primera vez en su historia republicana su cuarta elección presidencial consecutiva, lo que es una gran señal de la salud de la democracia que se vive en este siglo XXI.

>Revisa “Entre dos derechas: el pueblo y el futuro”.