Los vientos de enero han sido generosos en una semana que llega a su fin. En esta travesía, a la que se suman todas las fechas de un año de navegaciones, hay sorpresas como la velocidad de Horacio Pavez a bordo de Mitsubishi y Juan Eduardo Reed en el timón. O la consolidación de Pisco Black: el barco del empresario Bernardo Matte que continúa firme con la apuesta de convertir su embarcación en una escuela-semillero para nuevos talentos del deporte náutico, todo bajo el timón de Pablo Amunátegui.

El club Náutico Oceánico de Chile, que ha programado fechas desde septiembre pasado y hasta mayo de este año, sigue actualizando las puntuaciones diariamente a través de su plataforma www.cno.cl, uno de los tableros marítimos con más visitas en el continente. Aunque la reciente partida de la Semana de la Vela Barlovento-Sotavento desde Algarrobo tuvo que ser suspendida, las prácticas se retomaron después en Higuerilla. Tampoco con buenos resultados debido nuevamente a las malas condiciones climáticas. El arranque finalmente fue en la bahía de Quintay, donde muchos sintieron por fin la adrenalina de surcar las olas.

Con sol y viento sur de siete nudos, la competencia fue liderada por el barco Sirtecom, de Walter Astorga en la clase IRC 3: la más numerosa de la flota. Luego Caleuche de la Escuela Naval y Mazda de Carlos Marsh. En la recta total, Aquiles de Emilio Barayón, Beduino de Andrés Hasbún y Thorn de Felipe Bunster, también pueden dar una sorpresa.

wp-450-veleros

Estampa del Viento, de Miguel González, se quedó con la cinta azul en la categoría Soto 40, considerada como la clase de mayor complejidad profesional de la serie. Su nombre, que proviene de los cuarenta pies de eslora, impactó por  la selección de sus diez tripulantes. Una correcta jerarquía de timonel, trimer y táctico que, en sus puestos, rompieron las olas y llegaron a la meta. Más atrás, los velas de Dag von Appen y el Apolonia de Jaime Charad: uno de los armadores que más ha destacado en estos últimos años. Jorge Araneda al mando de Santander sigue muy cerca, al igual que el Bel à Vita II de Jorge Errázuriz. Otro de los favoritos es Phoenix del empresario brasileño Eduardo de Souza. Esta flota seguirá sumando puntos internacionales para la Semana de la Vela de Punta del Este en marzo y, posteriormente, para el Mundial Soto 40 en Florianópolis, Brasil.

Utopía, de Martín Baeza venció en la clase J-105, imponiéndose frente a Fogonazo y Sandy, la nave de Harald Schilling.

wp-450-veleros2

Mientras que en las pruebas de IRC 1-2 es Alejandro Denham con Revi D quien lidera la competencia luego de una cerrada lucha con la escudería de Luis Cambiaso al mando de Supremo.

La categoría IRC 4 ha sido del arquitecto Mathias Klotz, el gran debutante en estas ligas. Con su barco Más a Tierra logró dejar en segundo lugar a Austral de Manuel Francisco Urzúa y en  tercer puesto a Fair Lady, de Federico Stager. No muy lejos, Alberto Aldea y Alejandro Osorio también acumulan puntos.

wp-450-veleros3

Mientras la competencia continúa por Concón, Papudo, Reñaca y Cachagua, con fiestas paralelas en la casa Wilson de Zapallar y premiación en Enjoy de Viña del Mar, las velas soplan con aires de celebración: cuando el Club Náutico organice en marzo próximo su regata aniversario en el Yacht Club de Recreo.