María José, publicista de 30 años siente permanente culpa e inseguridad, cuando las cosas no van bien con su novio, ya que al primer desencuentro cree que él la abandonará y por si fuera poco, en caso de que llegara a ocurrir, está convencida de que ningún hombre la verá como una mujer con atributos de ser querida.

Sin lugar a dudas, la profesional atraviesa por un problema no menor y su nombre aunque suena fuerte se llama dependencia emocional, condición que en la actualidad se ve de manera frecuente en los miembros de la sociedad y que según Denise Kohen, coach de psicología positiva de Theinnerproject.cl, se caracteriza por la imposibilidad de cortar todo tipo de vínculos con una persona al punto de estar desquiciada con su presencia, tornándose de esta manera patológico. “Es normal en una relación de pareja tener un grado sano de dependencia, es saludable. El problema se torna cuándo una de las partes pasa de desconfiada a paranoica, pasa de estar preocupada a obsesiva, es ahí donde hay que poner atajo y autoevaluarse, pues esta conducta puede producir infelicidad, frustración, soledad y angustia”.

Pero ¿cómo saber si se traspasó los límites? ¿Qué debe hacer la persona para recuperar su vida? Denise Kohen comparte tips efectivos y prácticos para reconocerse, tomar el control de la vida, poner fin a esos ladrones de felicidad que quitan energía y coartan el crecimiento:

1.- Reconocer: El primer paso, según Kohen, es tomar consciencia de la dependencia emocional, a través de la generación de un autocuestionario que permite identificar esta adicción. Preguntas como ¿Soy digna de ser querida por otra persona? ¿Mis relaciones anteriores han sido desequilibradas? ¿Cuando alguien me realiza una crítica cómo reacciono? ¿Prefiero estar sola o mal acompañada? ¿Cuando he estado en pareja he descuidado mis amistados o responsabilidades? ¿Necesito aprobación constantemente y que me diga que me quiere? ¿Estoy anulando mis propios sueños en pro del otro, pero no me importa? Serían algunas de las interrogantes que puede realizarse la persona, según la coach de The Inner Project. La experta menciona que una vez contestadas estas preguntas, la invitación es a averiguar cuál es la fuente de la dependencia emocional.

2.- Superar el miedo a estar solo: Una de las causas de la dependencia emocional, de acuerdo a los entendidos radica en el miedo a la soledad. Según la experta para poder avanzar en eliminar la dependencia emocional, se debe comprender que lo que se busca afuera, está dentro de cada persona. Una acción práctica y con grandes resultados que recomienda la coach es cambiar hábitos. “La invitación es que la persona decida comenzar a disfrutar de sí misma, buscando espacios personales de diversión. La sugerencia en estos casos es realizar yoga, algún oficio o curso que siempre haya deseado. Esta sola actividad le permitirá darse cuenta a la afectada que puede disfrutar consigo misma y en forma espontánea, podrá conocerse, saber lo que le gusta y qué no, empoderarse y descubrir que no necesita de otro para divertirse”, aclara la experta.

3.- Ser protagonista y no víctima: Cuando se culpa a otros de los problemas personales, ponemos la responsabilidad en otros. Para poder tomar el control de la vida, ser protagonista y eliminar la dependencia se debe tomar compromiso, menciona Kohen. Esta sola acción de “hacerse cargo” empieza a poner fin a “la dependencia emocional”. La experta agrega que “Se debe dejar de sufrir por lo que los demás hicieron, la invitación es a ponerse en primer plano y buscar opciones para solucionar el desafío en el que estoy”. Esta decisión empoderaría, generando seguridad, terminando con la rabia y el resentimiento hacia otros.

4.- Fluye: La experta señala que otro de los grandes factores que detonan este apego, “es el control de las mujeres”. Según la coach de The Inner Project las mujeres debemos aprender a fluir, a apreciar el momento presente y dejar que las cosas pasen. En este sentido agrega que el flow, el saborear las alegrías de la vida, el foco en el compromiso con los objetivos personales, permite bajar el control y apreciar lo que se tiene, más allá de lo que no se tiene.

5.- Autoconocimiento y fin a la aprobación extrema: Una de las razones más comunes de la dependencia emocional guarda relación con la falta de amor propio, menciona la experta. Según Kohen, la mayoría de las personas no se conocen a sí mismas y por lo tanto, son 100% permeables a las opiniones externas para fijarse una opinión personal. Esta realidad genera inseguridad y dependencia sobre todo femenina. Para eliminar la dependencia emocional, afirma que debe hacerse un fuerte trabajo de autoconocimiento, donde se recomienda una lista de fortalezas, debilidades, valores personales, gustos, intereses y talentos.

6.- Ojo a los pensamientos negativos: “Pon atención cuando tengas pensamientos negativos tales como miedo, envidia, celos, etc. y realiza actividad para cambiar el foco a emociones positivas”. En ese sentido la profesional menciona que acciones como trotar, bailar, llamar a una red de apoyo, permiten cambiar la ansiedad por felicidad. La profesional agrega que según estudios de psicología positiva las personas que cultivan la actitud y emociones beneficiosas, tienen mayor apertura a nuevas ideas y a pensamientos creativos, mejoran su capacidad de resolución de problemas, gozan de una mejor salud, tienen una mayor habilidad para el aprendizaje, tienen mayores habilidades sociales.