El juego de realidad aumentada que permite a los usuarios cazar criaturas virtuales en el mundo real, se ha transformado en la nueva estrategia de campaña de los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump.

La abanderada del Partido Demócrata declaró la semana pasada que quería sacar provecho de este fenómeno mundial. Desde ese momento, miembros de su campaña han recorrido las calles de Estados Unidos en busca de “entrenadores” Pokémon para intentar captar su atención y lograr que se registren en las listas electorales.

450-x-301

Tal es el ejemplo del representante del Partido Republicano en Colorado, Joe Makielski, quien subió a su cuenta de Twitter una foto de dos jóvenes que utilizan la app y que recién se habían registrado para votar. Pero eso no es todo. En un acto que se realizó en Ohio, el equipo de Clinton invitó a los ciudadanos a pasar por un módulo donde podían conseguir pokémones gratis, al tiempo que leían y se informaban sobre las propuestas de la actual secretaria de Estado.

 

INTERNA-FINAL-FINAL

Asimismo, Trump tampoco se quedó atrás. Su edificio neoyorquino Trump Tower se ha convertido en una parada popular entre los usuarios de este juego, siendo la comitiva de su campaña la responsable de la publicación de un video parodiando a Clinton como un pokémon.

Notas relacionadas, aquí.