Pocos tienen la capacidad de mantener la atención de una audiencia cuando se comparte escenario con Will Smith. Pero el parlamentario Chuka Umunna (34) demostró que podría estar en plena sintonía con el actor en un encuentro que promocionaba la vida sana en Londres. Ni su impecable traje formal hecho a la medida le quitó la cuota cool y cercana ante los colegiales, que lo escuchaban atentos mientras se paraba junto al artista. Todo lo contrario, el atractivo diputado aprovechó la oportunidad para explotar su carisma: cantó y bailó el rap de la serie noventera El príncipe de Bel Air junto a la celebridad hollywoodense. Una anécdota más en quien se ha convertido en una de las estrellas políticas de Reino Unido.
Wp-Chuka-Umunna-290
Joven, guapo, exitoso abogado y millonario, por años estuvo trabajando en la trastienda del laborismo en Inglaterra, hasta que en 2010 decidió entrar en la carrera por los votos. Una partida que no lo tuvo como favorito para obtener el asiento en el Parlamento (lideraba con ventaja las encuestas Steve Reed), pero —tal como relata la revista Total Politics— su discurso fue tan inspirador que dio vuelta todas las predicciones.

Su elogiada oratoria —impuso el eslogan One Nation, que hoy ostenta su partido— se mezcla con su ADN multiétnico y aristocrático: su padre nigeriano y descendiente de líderes tribales llegó en 1964 a Liverpool sin nada para crear un floreciente negocio de importaciones; su madre Patricia es una abogada de raíces irlandesas, hija del juez de la High Court Sir Helenus Milmo.

Pese a ese origen privilegiado, Umunna sabe de las dificultades del ciudadano promedio, ya que creció en la comunidad del rudo y multicolor barrio londinense de Brixton. De allí su inicial participación en Compass, un think tank que explora los lineamientos de una izquierda democrática. Ya en el papel de diputado, debió dejar al grupo para tomar la función de ministro en la sombra de negocios desde la Cámara. Hoy describe su visión como social demócrata.
Uno de sus referentes es Tony Blair, a quien pidió audiencia privada para discutir el futuro del país. “El tiene mucho que enseñarnos”, es lo único que reveló de ese encuentro.

El embajador de Reino Unido en Chile Jon Benjamin no conoce personalmente a Chuka Umunna, “pero me parece destacable que en mi país se dé cabida a políticos jóvenes y de origen extranjero. Parte de la multiculturalidad que refleja a los británicos es que todos podamos ser representados dentro de nuestro sistema parlamentario que busca dar oportunidades a las personas sobre la base de la meritocracia, más allá de la raza o la edad”.
Wp-Chuka-Umunna-290-2

Jetrosexual, críticas y misterio

Fuera de su influencia en la política británica, la aparición de este político treinteañero revivió el concepto de jetrosexual, del que hoy él es icono en Inglaterra. Aquel jetsetter de nueva generación que no ve límites en ningún campo. Soltero codiciado (terminó su relación con la guapa laborista Luciana Berger) y cercano a la cultura pop (su serie favorita es Entourage), atrajo la atención de los medios por su sentido de la moda y por su pasado de dj. La revista Dazed & Confused le preguntó sobre esta faceta en las tornamesas: “De adolescente me encantaba el reggae. De allí pasé a una fase de escuchar jungle… que en esos años no lo llamábamos drum and bass. Después descubrí el house y el garage underground de los ’90”. Hoy confiesa que ya no sale a buscar discos, porque se le hace difícil pasar inadvertido.

Toda esa notoriedad y popularidad en alza, sospechosamente comenzó a mezclarse con cuestionamientos y críticas en torno a su figura (los medios políticos apuntan a una campaña desde distintos frentes). Uno de los primeros titulares negativos fue porque en su biografía de Wikipedia se le compara con Barack Obama (él negó que esa ‘actualización’ viniera de sus asistentes). Recientemente tuvo que disculparse por un comentario clasista que hizo en 2006 —y buscado con pinzas— en la red social de millonarios ASmallWorld, donde alegaba por los arribistas que llenaban los clubes en la zona del West End en Londres.

Su aparición revivió el concepto de jetrosexual, del que hoy él es icono en Inglaterra. Aquel jetsetter de nueva generación que no ve límites en ningún campo.

Pese a las innumerables referencias que surgen con su nombre, el trendy Umunna mantiene ciertas cartas guardadas que todavía los analistas locales no pueden leer. Y eso los tiene atentos. Apuntado como uno de los nombres destinados a liderar en el futuro de su partido, este laborista juega con las expectativas, tal como sus trajes, hechos a su medida.