-Subsecretario, dígame francamente, ¿cuál es la dimensión que ustedes tienen de operaciones de lavado de dinero en Chile?

-Pensamos que hay más indicios, que hay lavado de dinero en el país. Lo que nos pasa es que no tenemos una ley que lo tipifique como delito. Lo único que ha podido hacer hasta el momento el Consejo de Defensa del Estado es entablar en casos sospechosos, demandas por evasión tributaria.

-¿De qué magnitud son los indicios que ustedes tienen?

-Más que indicios, se trata de casos concretos. Y agregaría que las investigaciones que hace Impuestos Internos en cuanto a la evasión tributaria, en los casos que apuntan a lavado de dinero, están siendo coronadas por el éxito.

-¿Se refiere, por ejemplo, al narcotraficante, prontuariado internacionalmente, Jesús Ochoa, al señor Batthich y al señor Novoa Vásquez?

-Es uno de los casos. Las situaciones de los Ochoa, Batthich y Novoa están en los tribunales de justicia, en calidad de querellas por Impuestos Internos por evasión tributaria. hay indicios de que esto podría corresponder a lavado de dinero.

-¿Es todo?

-No. En el sur del país, hay también sospechas de que ciertos complejos turísticos podrían corresponder a lavado de dinero.

3 copia

-Hay tantas sospechas y rumores. Dígame, por ejemplo, ¿están los “Pepes” actuando en Chile, esa mafia colombiana que quiere matar a los del cartel de Medellín? ¿Estos delincuentes compraron fundos en el sur de nuestro país, como se ha estado diciendo por los diarios?

-Esa es otra materia que está investigando la policía, a raíz de la venida a Chile de Nicolás Escobar.

-Ese macizo señor Escobar Urquijo, que se paseó en Chile con su familia y guagüita en brazos, ¿hizo negocios, compró con su plata empresas en Chile?

-No tenemos antecedentes. Puede que antes hayan comprado.

-Y el señor Ochoa, prontuariado internacionalmente, ¿cómo puedo entrar a Chile y comprarse una casa en La Dehesa por 600 millones de pesos?

-El señor Ochoa, bajo proceso en Chile, sigue siendo investigado por Impuestos Internos, no por lavado de dinero,-porque, le insisto, no hay ley que tipifique ese delito en Chile-, sino por evasión tributaria. Hoy está fugado, igual que el señor Batthich. En cuanto el señor Novoa Vásquez, está declarado reo.

Belisario Velasco era secretario general del PDC en 1973. Fue de los pocos demócratacristianos, que firmaron, en los primeros días, un documento rechazando el golpe, junto a Renán Fuentelba, Bernardo Leighton, Andrés Aylwin… Y le pasaron muchas cosas: estuvo detenido en el regimiento Buin, después en el Tacna, pasó una noche en manos de la DINA y lo relegaron a Putre. Pero hoy, en su cargo, debe responder por la seguridad del país, especialmente, frente a una amenaza tan fuerte como la del narcotráfico y la coca anidándose en Chile. Confiesa que no estaba preparado:

-Cuando llegamos al gobierno, en 1990, una de las preguntas que le hicimos a los gobernadores y a los intendentes fue: ¿cuáles eran los problemas de su zona? Sabíamos que a la derecha le iba a interesar hablar, más que de la economía, del tema de la seguridad. ¿Y cuál fue el diagnóstico en ese tema? La respuesta que nos llegó de provincias, especialmente de la primera y segunda región, fue que el problema principal no era la seguridad, que no había tanto robo y delicuencia habitual ni terrorismo, pero sí que el narcotráfico se había convertido en una cosa muy fuerte.

1 copia

-¿Y qué hicieron?

-Nos encontramos con que el 1976, pleno gobierno militar, había 30 mil carabineros y que en el 90, cuando asumimos, seguían los 30 mil. Y, además, no tenían vehículos, no tenían armamento. Investigaciones estaba peor aún.

-¿Qué hicieron?

-Se nos planteó como problema bien prioritario el del narcotráfico, pero vimos que no había una infraestructura para detenerlo y que, peor aún, se ignoraban las dimensiones del problema. Entonces, pensamos que había que meterle el diente fuertemente al problema. Aumentamos la dotación de Carabineros, el General Toro depuró Investigaciones. Se aumentó personal y armamento, se hicieron cursos de perfeccionamiento. Nos ayudó la reinserción de Chile en el concierto mundial, porque tuvimos acceso, en Estados Unidos, Inglaterra, España, a cursos de perfeccionamiento para Carabineros, Investigaciones, personal de aduanas, de Impuestos Internos y del Consejo de defensa del Estado. ¿Resumen? En sólo estos tres años deben haber sido capacitadas unas trescientas personas, además de los profesionales que han venido a instruir a nuestros expertos.

-¿Capacitación? No parece suficiente para delincuentes que han asolado con asesinatos a un país como Colombia…

-Póngase en nuestro lugar. No esperábamos encontrarnos con esto. Hicimos una encuesta en la primera, segunda, quinta y octava región, además de la región metropolitana. Los resultados fueron preocupantes: el 16 por ciento de los encuestados ha consumido droga alguna vez en su vida. Específicamente, un 2 por ciento ha consumido pasta base o clorhidrato de cocaína.

-La pasta base es un subproducto que no hace rica a ninguna mafia. El problema con el clorhidrato de cocaína, que no se consume en Lo Hermida, ¿no?

-No, lo lógico es sospechar que se consume en sectores pudientes, porque tiene un costo mayor.

-Subsecretario, todo el mundo dice que sabe de lugares, de fiestas en el barrio alto, donde corre la coca. ¿Por qué no hay redadas ni detenidos?

-La legislación actual es deficiente en muchas materias.

-Lo sigo con los rumores que, de tanto repetirse, el chileno los asume como verdaderos: compite en Santiago la construcción de hoteles de un lujo inapropiado para el país; hay boom de construcciones en sectores turísticos que parecen demasiado, por muy buena que sea la situación económica en el país; un señor Pharaon con negocios en Chile y que, internacionalmente, está vinculado al lavado de dinero, construye…

-Mire, no tengo antecedentes para afirmarle ni desmentirle nada de eso, pero comparto la aprensión. Concretamente, en cuanto al señor Pharaon, sólo puedo decirle que se contactó con el gobierno anterior y que ha sido sancionada afuera por lavado de dinero. A lo más, puedo agregarle que puede haber hecho inversiones en nuestro país. Lo único que puedo decirle es que, aparte de lo que usted ha mencionado, hay otras investigaciones que se están siguiendo y que pueden corresponder a lavado de dinero.

2 copia

UNA HERRAMIENTA

Cuesta pensar que este funcionario de Aylwin, concentrado en esta incógnita terrible del narcotráfico en Chile, pueda jugar horas con su nieto Lucas. Más raro es que sepa cocinar y que, durante años, haya andado de compras por los supermercados, como papá-mamá de sus cuatro hijos: ellas, las dos periodistas Marilú y Pilar, además de la publicista Ana María y el menor, Felipe, a punto de titularse de abogado. Toda una exigente vida familiar, mientras el caleidoscopio de la subsecretaría del Interior sigue marcando en rojo de ¡peligro! el aposamiento de narcos en Chile.

-Quedó clara la decisión del gobierno de enfrentar el problema, al sacar de Chile al “gordito” Escobar Urquijo. Pero no pudo disimularse que ustedes fueron sorprendidos con este interés de los narcos de venir a buscar nuevos rumbos por acá. Lo peor fue que Carabineros lo supo un mes antes y no les avisó…

-Los hechos nos permitieron determinar que Carabineros tuvo antecedentes oportunamente y que efectuó un seguimiento sigiloso. Por esa razón, el ministro Krauss le mandó una carta el general Stange que provocó una reunión al más alto nivel. Y en esa reunión se estudió todo el asunto y se llegó al acuerdo de sistematizar todos los niveles de información.

-¿Eso quiere decir que, de ahora en adelante, Carabineros le va a avisar al ministerio del Interior de este tipo de temas?

-Nos va a avisar.

-Pero queda la pregunta: ¿si por alguna casualidad ustedes no se enteran, uno podría suponer que Escobar todavía estaría aquí?

-Las cosas pasan como pasan. Lo que digo es que, de una mala experiencia como fue que Carabineros no comunicara la llegada de Escobar al ministerio del Interior, se han podido tomar medidas eficientes.

-¿Y qué pasó con Investigaciones? ¿Cómo fue posible que el sobrino del jefe del cartel de la coca en Medellín entrara a Chile, como Pedro por su casa?

-Lo que pasa es que el nombre de Escobar Urquijo no está en ninguna lista internacional de personas requeridas, como podría suponerse. Y eso ocurre por una razón muy sencilla: Colombia no quiere más guerra. Hace dos años atrás, ellos llegaron a un acuerdo con los narcotraficantes para construirles una cárcel, para no extraditarlos y, con tal de que se vayan de Colombia, para borrar los procesos a sus familiares. Es decir, Nicolás Escobar Urquijo, pese a su vinculación directa con los Escobar Gaviria, pese a que fue vocero de Pablo Escobar, tiene un papel limpio de antecedentes.

-¿Tienen ustedes una cifra de cuántos otros narcos colombianos pueden haber ingresado, igual, sin antecedentes, a Chile?

-No tenemos una cifra.

-Y ese señor Mario Guzmán Baños que, incluso delante de la prensa chilena, ofreció ayuda a Escobar Urquijo, y al que también se vincula al narcotráfico, ¿cómo entró a nuestro país?

-Igual, con un papel limpio de antecedentes.

UN PROYECTO URGENTE

“Es por eso”, dice el subsecretario Velasco, “que hemos pedido urgencia para el proyecto que se tramita en el congreso y que hoy está en el senado. El nos va a permitir tipificar el delito de lavado de dinero e investigar cuentas bancarias sospechosas. Mientras él no exista, no hay cómo probar que hay inversiones que podrían resultar delictuosas, correspondientes a lavado de dinero”.

Cuenta, además, con un mayor control de aduanas, “porque se puede sostener con cifras que el decomiso de estupefacientes ha subido en un mil por ciento en el país, porque ahora hay una política nacional dirigida contra el narcotráfico”.

-Subsecretario, ¿usted no ha escuchado a gente que dice que no importa de dónde venga el dinero, mientras llegue?

-Sí, lo he escuchado. Y me parece pragmático e inmoral. Aparte de que es cuestión de ponerse en el caso de un empresario, por ejemplo, alguien que tenga una línea de transporte. A ese señor le ha costado esfuerzo, trabajo, dedicación. Y, de repente, llega otro a competirle con camiones supermodernos y a mitad de precio. Ese es el problema: los narcotraficantes que quieren venir a lavar su dinero a nuestro país, están sentados encima de miles de millones de dólares y no tienen cómo gastarlos legalmente. Ellos generan una competencia ilegítima que puede arruinar a la industria nacional.

-Aparte de…

-Aparte de. Por favor, miremos Colombia: 48 mil personas muertas en los 10 últimos años por el tráfico ilícito de coca: periodistas, parlamentarios, ministros, jueces, todos asesinados. Esto hay que verlo como lo que es: una enfermedad atroz.