“Esto no es una cita”. Michelle Robinson no se cansó de repetirlo. El final de la historia fue muy distinto, y ya lo conocemos: Barack Obama y Michelle se casaron y tuvieron dos hijas: Malia y Sasha. La historia de amor del actual Presidente norteamericano y de la primera dama llega a la pantalla grande. Southside with you es la película de la primera cita de una de las parejas más admiradas no sólo en Estados Unidos, sino que en el mundo. Se desarrolla en 1989 en Chicago, cuando él llega como pasante a Sidley Austin, la firma de abogados donde ella trabaja. Poco le importó a Obama que ella fuera su supervisora: le insistió hasta el cansancio que pasara una tarde con él, a lo que Michelle finalmente accedió. “Pasar una tarde, pero no es una cita”

El trailer de la cinta, que fue lanzado hace algunas semanas, muestra como Barack Obama —en un auto que deja mucho que desear— recoge a Michelle, la lleva a una galería de arte, al cine, y finalmente a una charla comunitaria. Al igual que a muchos de sus seguidores, la conquistó demostrando sus ideales con seguridad y ella misma se dio cuenta de eso. “Bastante inteligente traer a una chica a un lugar donde todos te adoran y con un discurso inspiracional increíble”, le reconoce Michelle.

El encargado de darle vida al primer presidente afroamericano de Estados Unidos es Parker Sawyers, con el que tiene un parecido impresionante. El papel de su mujer recayó en Tika Sumpter. La premiere del filme —dirigido por Richard Tanne y producido por John Legend— fue en el Festival de Sundance, donde fue muy bien recibido. Richard Lawson, de Vanity Fair, la calificó como: “básicamente, la mejor primera cita de todos los tiempos”.

obama2

¿Y qué piensan los Obama? Tanne contó al diario inglés The Guardian que fuentes cercanas a la Casa Blanca afirman que ellos ya están al tanto de la cinta, la que los tiene emocionados y un poco desconcertados. Pero de seguro verla les traerá buenos recuerdos. Si bien se trata de una comedia romántica, la película muestra también que como pareja estuvieron ligados por la política desde el primer momento. Un tema que tuvieron en común desde el día uno era que estaban en Chicago para tratar de hacer una diferencia. El se proyectaba escribiendo libros, o tal vez llegando a una posición destacada en relación a los derechos civiles. Michelle, por su parte, confesó que quería ayudar a las mujeres a empoderarse. Definitivamente, solos habría sido más difícil. Estar juntos los ayudó a cumplir con sus aspiraciones y se convirtieron así en uno de los matrimonios más influyentes del mundo.

obama3

El es el Presidente, pero de seguro su alta aprobación no sería tal sin su mujer. Durante los ocho años de mandato, ella se ha desarrollado con iniciativas en relación al trabajo femenino y a las familias militares, fomentando el servicio nacional y también promocionando las artes y la educación artística. Además, es común verla visitando escuelas, albergues y comedores de beneficencia. Esto la ha llevado a ser querida y admirada por muchos, a los que ella se ha mostrado muy cercana. La primera dama suele ser invitada a importantes programas de televisión, desde series de Nickelodeon hasta los shows de Ellen DeGeneres y Jimmy Fallon, donde ha dejado ver su faceta más lúdica, ya que ha llegado incluso a bailar con los animadores y a ser parte de divertidas —y difíciles— coreografías.

Barack Obama, por su parte, finaliza su segundo y último mandato el próximo 20 de enero. Pero sea en el puesto de presidente o no, seguirá ligado a la política. Actualmente, lo hace en una campaña contra la posible elección del republicano Donald Trump. En uno de sus últimos discursos, en la graduación de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, atacó de manera indirecta al candidato con la frase: “En la política y en la vida, la ignorancia no es una virtud”.

A favor o en contra de su posición respecto a ésta y otras campañas, nadie queda indiferente a Obama. Ha sido el presidente de las redes sociales, con importante presencia en Twitter, Instagram y hasta Snapchat. Este mes, y por primera vez, respondió a una entrevista en vivo por Facebook Live, la que vieron millones de personas al mismo tiempo.

obama4

Cada uno pone de su parte, pero sin la compañía del otro, no sería lo mismo. Según sus cercanos, Barack Obama siempre le pregunta a su mujer cuando no sabe la respuesta de algo. Mientras que la misma Michelle confesó que su marido juega un papel fundamental en su vida y que los mantiene unidos: “Cenamos a las 18:30, hablamos media hora con las niñas y luego ellas sacan al perro. Mientras tanto, mi marido y yo hablamos sobre la situación del país. Siempre me voy yo antes a la cama, luego Barack me arropa, apaga la luz y seguimos hablando”.