No se confunda. Con ellas nada es lo que parece. Ni una es la mala que pintan, ni la otra la santita que todos imaginan. Regias, de carácter potente y muy divertidas.