Hay un paso de baile que marca un verano, la fiesta inolvidable, la noche de tu vida. Cada generación tiene su coreografía. Y con MTV aparecieron estrellas que llevaron esto a otro nivel: Michael, Madonna, Britney, Gaga. Movimientos que se reconocen e imitan en todo rincón del globo.

Aunque hay un puñado de éxitos que tocan otro nervio y te trasladan a un universo paralelo ya estés en la pista de baile, la pieza oscura o en esa ducha eterna. Aquellos hits que, literalmente, te transforman. Composiciones donde el efecto videoclip te lleva a fantasear por felices tres minutos (y un poquito más) con los ojos cerrados.

wp-450-baile

Es un desdoblamiento. Una salida del propio cuerpo, pero sin mirarse desde arriba ya que te fuiste a otra historia.

Por esa ruta los medios norteamericanos, recientemente, han apuntado a descifrar el ‘efecto Beyoncé’, y no aquel que estudia la Escuela de Negocios de Harvard. Analizan aquel que desató, en especial, después de su hipnótico clip para el tema Single Ladies (2008), por lograr una transformación ‘sicológica’ en las mujeres que la escuchan. El último en hablar sobre ‘Queen Bey’ es el pelirrojo ídolo teen Ed Sheeran, quien dijo a la prensa que cuando el dj pone una canción de la diva pop “se produce algo más inquietante, mayor; todas quieren ser Beyoncé”. Queda ver cuánto dura ese impacto.

wp-450-baile2

Si —en los días pre MTV— con Grease los patios colegiales se llenaban de niñitas que cantaban en un inglés inventado mientras soñaban con ser Sandy, el desdoblamiento llegó a otro nivel con los personajes que mandaban el fin del siglo XX: las supermodelos.

wp-450-baile3

Estos días entramos en la celebración del cuarto siglo de un video musical a cargo del director nominado al Oscar David Fincher (El club de la pelea, Red social, Perdida). Corto que todavía hipnotiza a quienes no lo han visto y trae imágenes perfectas a una masa que lo almacenó en la memoria. Y no hay voz femenina detrás, sino que George Michael es el canal para una fantasía de cinco top models moviendo sus labios en sincronía con la canción Freedom: Cindy Crawford desnuda en una tina, Christy Turlington envuelta en sábanas, Naomi Campbell bailando con hot pants, Linda Evangelista en el suelo con un suéter XL y una triste Tatjana Patitz con un cigarrillo.

wp-450-baile4

Con o sin celulitis, veinteañera o cuarentona, con o sin hijos, gorda o flaca, chica o alta. Las mujeres en la pista de baile se convierten en estrellas de la pasarela y revistas de moda mientras dura la canción y cantan a todo pulmón Libertad. Ni el photoshop o filtro Instagram más sofisticado podría lograr ese efecto de seguridad. Gracias, querido pop.

Comentarios

comentarios