103 ciudades en los cinco continentes y una recaudación de más de 140 mil millones de dólares. Esas son las impresionantes cifras que ha dejado The Prismatic World Tour, que arribará mañana con su impresionante show en la Pista Atlética del Estadio Nacional.

wp-katy-450

Pero no todo es trabajo para Katy y ha quedado más que claro en su frenético paso por Sudamérica. Su colorida y pirotécnica presentación fue la más comentada de la última versión de Rock in Rio, donde no sólo cautivó a los 85 mil asistentes, sino también a la prensa brasileña. Y es que esa noche, la cantante compartió el protagonismo con una de sus “katy cats” (como se llama a sus seguidores), quien en pocos minutos se transformó en trending topic mundial en Twitter al subir al escenario y abrazar desesperadamente a su ídola.

En Perú, Katy aprovechó los tres días de descanso que tiene entre sus presentaciones para visitar Machu Picchu, siempre acompañada de uno de sus máximos descubrimientos del continente: una zampoña. La cantante subió tres videos a su cuenta de Instagram en los que hace curiosas versiones de canciones pop con el clásico instrumento altiplánico. El viaje de Katy siguió a Buenos Aires, donde bailó tango en una de las tanguerías más famosas de la ciudad y luego visitó el exclusivo balneario uruguayo de José Ignacio para tomarse un break y recuperar fuerzas para su show en Chile.

En Chile, el huracán Katy aterrizará mañana en un jet privado y todavía es un misterio cuál será su agenda antes de seguir con su gira en Bogotá. Lo único que está claro es que, a cinco ciudades de terminar su tour, la cantante sigue llena de energía.