Se confirmó en las últimas horas que el próximo 3 de septiembre el Estadio Santa Laura, uno de los recintos más emblemáticos del fútbol chileno, volverá a recibir espectáculos musicales de gran convocatoria. Y no será cualquier show, nada menos que el regreso de los alemanes Rammstein a nuestro país.

El Santa Laura es el reducto más querido para los fanáticos del fútbol, un estadio inaugurado en 1923 y que en su derrotero deportivo ha recibido a todos los equipos de nuestro país, a la Selección Chilena e incluso al afamado Real Madrid. No obstante, este retorno al Santa Laura trae a la memoria dos hechos históricos en cuanto a recitales made in Chile.

En 1988, un momento complicado de la realidad política de nuestro país, Los Jaivas realizaron un historiado show para festejar los 25 años de la banda. Fue tal la cantidad de público que llegó, que en las afueras hubo represión policial y varios incidentes. Incluso el baterista Gabriel Parra, debió llamar al público a que se controlara para evitar una desgracia mayor.

Musicalmente el show fue notable, con los ripios propios de la amplificación que había en esos años, donde no existía el grado de producción actual. Por desgracia para quienes estuvieron ese día, fue la última vez que vieron vivo a Gabriel Parra, quien semanas después perdió la vida en un accidente en Perú.

Santa Laura también se asocia a otro hecho emblemático. En 1997, el grupo británico Deep Purple se presentaba sobre el césped del estadio. Era una noche de febrero cuando la cantidad de público sobrepasó las expectativas. Mucha gente se subió a una de las torres instaladas en plena cancha, colapsándola construcción y provocando su caída, situación que dejó un saldo de 44 heridos. Imposible olvidar los despachos de la televisión con los detalles de aquella jornada inolvidable para muchos rockeros.

santalaura

Pero no solo hechos policiales ha tenido Santa Laura en su experiencia musical. Luis Miguel, Silvio Rodríguez y otros más vivieron jornadas alegres en la actual comuna de Independencia.

Ahora el 3 de septiembre, Rammstein, The Offspring, Meshuggah, Hellyeah, Dead Kennedys formarán parte del Rockout en el Estadio Santa Laura, un retorno en grande y que ojalá se tome con la debida responsabilidad por parte de los organizadores, sobre todo por el entorno que tiene el estadio, con pocos estacionamientos y calles estrechas.

Si todo sale bien, podremos estar satisfechos de recuperar un escenario para los conciertos, aunque algunos puristas sigan creyendo que las canchas de fútbol son exclusivas para el deporte, olvidando que en Europa, donde algo saben de esas cosas, los estadios hace rato, son arenas multipropósito.

Comentarios

comentarios