A sólo un par de días que comience la Copa del Mundo, el merchandising de Brasil 2014 ocupa casi la mayoría de las vitrinas de las grandes tiendas de nuestro país. Una verdadera invasión de chapitas, lápices, camisetas, mugs, cuadernos, botellas de agua y muchos etcéteras.

En medio de esta vorágine futbolera, en los últimos mundiales surgió un nuevo tipo de producto muy apetecido por los hinchas. Si yo les digo “Waka-Waka” o “La Copa de la vida“, ¿qué recuerdan?
Por muy frágil que sea la memoria, la imagen de Shakira moviendo las caderas en Sudáfrica o de Ricky Martin cantando “alé alé alé”, no son ajenas al inconsciente colectivo.

La música del mundial o la canción de la Copa del Mundo se impone cada cuatro años como hit de la temporada, en algo que parece una costumbre tan arraigada como las imágenes de hinchas con poca ropa y la cara pintada en las tribunas de los estadios mundialistas.

Pero esta historia de la música mundialista tuvo su primer gran impacto curiosamente en Chile, cuando Los Ramblers grabaron el Rock del Mundial, uno de los singles más vendidos en la historia de la música de nuestro país y que hasta hoy es número puesto en todos los mundiales. De ahí en adelante, ejemplos de canciones inolvidables hay varias, “El Mundial” de Ennio Morricone compuesta para 1978, “El mundo unido por un balón“ de México 86 y la que por lejos a mi juicio es la mejor de todas y la que inauguró el encuentro de los ranking de música popular con los mundiales de fútbol: “Una state italiana” de la dupla de Bennato y Gianna Nannini.

Brasil, la cuna del bossanova, la samba y la lambada, también tiene su disco de la Copa del Mundo y su canción oficial. Lamentablemente el tema interpretado por Pitbull, Jennifer Lopez y Claudia Leitte “We are one“, no tendrá a una de sus interpretes en la ceremonia inaugural, ya que JLo no participará según informó FIFA por problemas de “producción“, aunque se especula que la verdadera razón fueron los desacuerdos económicos y una eventual depresión de la diva producto de su ruptura amorosa.

Un hecho que marca una vez más como el mercado absorbe el deporte en todos los sentidos. En el disco del 2014, editado bajo la etiqueta de Sony Music, se repiten nombres. Shakira aparece junto a Carlinhos Brown en “La La La”, Ricky Martin con Vida y Sergio Mendes con One Nation, Santana con Wyclef Jean interpretan “We will find a way”, el himno del mundial (no confundir el himno con la canción). Un disco alegre, festivo y para no aburrirse porque por muy “maqueteada” que suenen algunas canciones mundialistas, “One Love One Rhythm” tiene buenos momentos y es una buena compañía para sentir el espíritu de estas fechas.

No es fácil para este disco pelear por un puesto entre los más vendidos del mes. La edición de Xscape de Michael Jackson, Ghost Stories de Coldplay y Turn blue de The Black Keys, son duros oponentes para este trabajo, que ahora tendrá casi 40 días de sobre explotación y donde sus canciones sonarán en todas sus variantes.

En lo personal, una ocasión para recordar y echar a andar la memoria con los clásicos y los no tanto, y porqué no, para jugar una trivia con algunos amigos. Les aseguro que pocos recuerdan quien cantaba la canción de Japón-Corea 2002 o el nombre del interprete del tema de Alemania 2006 o la canción de España 82.

El mundial da para todo, sino sintonicen cualquier radio o canal de televisión por estos días, y verán la fauna más extraña de personas y personajes que se puede encontrar en un evento como este.

> Revisa el video de “We are one”, canción oficial del Mundial

Comentarios

comentarios