Con solo 22 años Luis Fonsi (37) entraba al estudio para grabar su segundo disco como solista. Con Eterno (2000) quería confirmar que su carrera seguía en pie luego del éxito de su primer álbum. A pesar de ser un veinteañero, y negando el ímpetu que llena de energía a cada célula durante la juventud, aparece un chico distendido. Llega temprano a las grabaciones y se queda hasta tarde, incluso cuando los músicos ya se fueron. Es en ese momento cuando inicia un proceso que lo enamora: la producción. Una etapa que le encantó y este último tiempo lo ha ligado estrechamente con Chile. Colabora con su finalista en el programa The Voice, Camila Gallardo, y ayudó en el uso de su canción “Aquí estoy yo” para el musical Aladino de Mall Plaza.

“Nunca fui de esos que ‘llego, canto y me voy’. Poco a poco, como en el disco número tres, empecé a meter la cuchara en la parte de los arreglos y producción. Ya en los siguientes decidí producir canciones para mí”, cuenta el cantante. Una faceta que le entusiasma, pero no duda un segundo en responder que prefiere su carrera como cantante: “Lo que más me apasiona es el público, el productor no ve a la gente. Esa es la parte que no cambio por nada”.

fonsi450-1

Aun así, en el último tiempo se ha caracterizado por ser el genio detrás del telón de algunas canciones. Simbólica es la relación que ha logrado crear con la finalista de su equipo en The Voice, programa en el que participó como coach. De hecho, subió con ella, Camila Gallardo a un show en el Sun Monticello. “Me encantó el programa, me encantó la dinámica y el talento que hay en Chile. Mortal el talento. Quedé completamente impresionado. De los últimos 16 participantes, cualquiera de ellos podía ganar la competencia, eso no pasa en todos los países”, explica con emoción Fonsi.

Aladino ha sido la última vinculación con Chile, ayudó a producir la canción “Aquí estoy yo” —de la cual es autor— y que es interpretada en esta oportunidad por Denise Rosenthal y Nicolás Poblete. Otra muestra de la cercanía con “el boricua más chileno que hay”, como se describe. “Tengo a Chile más cercano que nunca, siento que está a la vuelta de la esquina de Miami (ríe). Soy muy privilegiado, confiaron en mí como productor, también en una de mis canciones para ser el tema principal de este nuevo proyecto. Soy fanático del teatro, entonces, me emociona participar en eventos así”. Y continúa: “Comenzaba a sacar la cuenta, el otro día con mi señora, y creo que estuve más tiempo en Chile que en mi propia casa, obviamente porque también estuve de gira. Pero, me das un carro y ya sé manejar en Santiago, por lo menos sé ir al supermercado, al gimnasio, al canal y al departamento. Eso no lo puedo decir de muchos países. Es un privilegio tener una cercanía así con un país”.

fonsi450-2

Mientras realiza esta entrevista en Miami, sus fans no logran aguantar las ganas de saludarlo. Unos estadounidenses le gritan felicitándolo por su trabajo y los latinos presentes no pueden creer que están tan cerca de él. Responde con alegría y ajeno a los aires de divo que uno le podría atribuir a alguien que ha ganado un Grammy y sus canciones han llegado al primer puesto de la revista Billboard. Por el contrario, una personalidad humilde parece ser una de sus principales virtudes. La misma sencillez con la que no cierra las puertas a, en un futuro, vivir en Chile. “Si fuese un poquito más cerca (ríe). La verdad es que no puedo pensar en otro sitio que no sea estar cerca de mi familia. De vivir en Chile… Me encanta, si pudiera hacerlo, feliz y contento. Hay lugares espectaculares para vivir, el tema es estar lejos de mi núcleo lo que lo hace difícil. ¡Pero nada es imposible! De repente un apartamentito, una casita de vacaciones suena como un buen plan, ¿no?”, pregunta con una sonrisa y admite que la idea se le acaba de ocurrir.

Esta estrecha relación recuerda, claramente, se fortaleció tras su primera presentación en el Festival de Viña del Mar en 2004. “Es un evento que no hay en ningún otro país, eso es algo que nosotros los músicos somos fanáticos, que la gente se reúna por cinco o seis noches a celebrar la música nada más. Además, con un lugar de primera y con una gran calidad de sonido, es brutal, es increíble”, dice el cantante. Y no se ha quedado solo en lo musical, ha logrado mezclar su pasión con la solidaridad. Es un invitado habitual de la Teletón chilena, y a pesar de ayudar con la misma organización, pero en otros países, admite que esta despierta algo diferente en él. “Teletón Chile es el más hermoso, el más organizado. Ver que todos los canales, los medios, todo el mundo se une por un solo propósito… es emocionante”, sostiene el puertorriqueño.

fonsi450-3

Su futuro en Chile aún es nebuloso, no tiene agendados conciertos en el país y aún está en conversaciones para volver a su silla de coach en The Voice. Admite que no le faltan ganas, pero quiere enfocarse en su nuevo disco que espera lanzar en 2016. “No sé si voy a poder (continuar en The Voice Chile) porque son tres meses y el año que viene estoy lanzando disco y para hacerlo hay que grabarlo y escribir las canciones (ríe). Ahora mismo no sé cómo contestar porque tengo las ganas. Estamos en comunicaciones, he hecho una amistad increíble con el equipo de producción y ambos queremos seguir trabajando juntos. De corazón, si son cinco meses, me iría cinco meses, lo que pasa es que hay una realidad y yo tengo que seguir haciendo discos. Ahora mismo no sé qué va a pasar, falta mucho todavía”.