Tras un 2017 que trajo novedades disqueras internacionales de gente del renombre de Roger Waters y Robert Plant, Björk y U2, Morrissey y Depeche Mode; Beck y Jamiroquai; Arcade Fire y The Killers; Lorde y St. Vincent, Foo Fighters y Queens of the Stone Age; Jay-Z y Snoop Dog, Drake y Kendrick Lamar; Ed Sheeran y Maroon Five, Café Tacuba y Jorge Drexler; Taylor Swift y Katy Perry o Shakira y J Balvin, no se ve fácil igualar esos índices de celebridad con los estrenos previstos para esta nueva temporada.

Pero ya hay un despegue en marcha en calendario sonoro global de 2018. Para tan pronto como el segundo día de febrero está en agenda un megaentretenedor de la industria: Justin Timberlake vuelve al disco con Man on the woods y un posible repertorio que ha dado para especular entre el pop y ciertas raíces folk o incluso country. Lo cierto por ahora es que en su anticipado single “Filthy”, Timberlake se mueve con audacia entre fanfarrias y un pulso robótico y bailable: suena intrigante. En materia de pop y rock habrá novedades próximas de Franz Ferdinand (Always ascending) o MGMT (Little dark age), y el género alguna vez llamado britpop volverá con el borde siempre político encarnado por los Manic Street Preachers, quienes en abril lanzan Resistance is futile. Será David Byrne quien venga a poner una cuota mayor de experiencia con American utopia en marzo.

Y llama la atención desde ya una triple y destacable coincidencia más de vanguardia, entre los trabajos del Kronos Quartet con Laurie Anderson (Landfall), Ryuichi Sakamoto con el alemán Alva Noto (Glass) y el pionero compositor minimalista Steve Reich (Pulse/quartet), todos previstos para los primeros días de febrero.

Aunque todavía sin fechas precisas, el plan se vuelve más nutrido avanzando el año, con estrenos venideros del siempre inquieto Jack White, esta vez en plan solista (Boarding house reach), quien también mostró un adelanto con la canción “Connected by love”; así como de los ingleses Arctic Monkeys y los neoyorquinos Vampire Weekend, dos grupos que no graban un disco nuevo desde 2013; además de Selena Gomez en las ligas del pop juvenil, y de Kanye West por cierto. Desde que lanzó The life of Pablo hace ya dos años, el rapero más controvertido del planeta tiene anunciado un siguiente disco, con título y todo: Turbo grafx 16. Aunque ningún anuncio sea ciento por ciento confiable en el particular mundo de Kanye.