“Mi hijo y su fotografía”, escribe Ricky en una de sus últimas actualizaciones de Instagram. En ella vemos al boricua de 45 años posando para el lente de uno de sus gemelos, Valentino y Matteo, que nacieron por inseminación artificial en 2008. Nueve años después, el puertorriqueño se exhibe como un papá chocho que hace malabares para complementar su carrera artística, con la familia y el amor.

Su homosexualidad ya no es tema para nadie, ni tampoco su próximo matrimonio con el artista visual sirio Jwan Yosef. Es que luego de su publicitada salida del clóset, el intérprete de La mordidita
parece haber encontrado el camino a la felicidad y no sólo le llueve prosperidad en el ámbito personal, sino que los proyectos profesionales también brillan con luz propia.

Mientras se luce con una cadena de shows musicales en el Teatro Park del casino Monte Carlo de Las Vegas, saca a relucir sus dotes actorales al participar en The Assassination of Gianni Versace, la tercera temporada de American Crime Story, producida por Ryan Murphy para FX, que se estrenará a principios del próximo año y, que en diez capítulos, relatará la trágica muerte en 1997 de uno de los diseñadores italianos más reconocidos de la historia. Compartiendo pantalla con el actor venezonalo Edgar Ramírez, que interpreta a Gianni Versace, y Penélope Cruz en la piel de su hermana, Donatella, Ricky dará vida a la ex pareja de Gianni, Antonio D’Amico, quien estuvo con él en sus últimos momentos de vida, antes de ser asesinado a tiros en su lujosa mansión en plena costa de Miami. Si bien las grabaciones no han estado exentas de polémica, la serie es una de las más esperadas por los fanáticos de la moda y el artista ha puesto toda su fe en ello.

Ricky-Martin-His-Sons-Rogue-One-World-Premiere

—¿Habló con Antonio D’Amico antes de comenzar a grabar?

–Sí, lo hice y fue demasiado emocionante para mí. Sentí el amor que él tenía por Gianni, que es indestructible, y eso me hizo llorar. Por lo que quise que aquel sentimiento atravesara cada instante de mi interpretación.

—Encarna a un personaje muy emocional, ¿cómo lo hace para volver a casa después de un largo día de grabación?

—Me he entregado por completo a este rol, así que cuando manejo de vuelta a casa, me siento en el auto por unos momentos, abro la ventana y grito y lloro con todas mis fuerzas. Trato de dejar salir todas las emociones antes de entrar a casa. Esto me ayuda a retomar mi balance emocional.

—¿Ha crecido sentimentalmente con este personaje?

—La relación que tenían Gianni con Antonio posee muchas similitudes con cosas que he tenido que atravesar en mi vida, así que actuar en esta serie me ha ayudado a crecer como persona de una forma espiritual.

f3d2a6e2-e638-4d4c-bb72-c6ca87db74be

—¿Lo sintió como algo personal?

—Soy un hombre gay que viví en el clóset por muchos años. Ver a Gianni sentado en frente de un periodista hablando sobre su realidad, es algo que me identifica. Ellos no podían hablar sobre su relación como lo hago yo hoy, por lo que me frustra profundamente.

—¿Cómo fue trabajar con Penélope Cruz?

—Lloramos y reímos demasiado. Ella me daba lindos consejos todos los días y nos transformamos en muy buenos amigos. Es increíble cómo una tragedia como el asesinato de Versace puede juntar a tantas personas.

—Si mira hacia atrás en su vida… ¿diría que hoy es más feliz que nunca?

—No hay ninguna duda acerca de eso. Declaré mi sexualidad, tengo una hermosa pareja y dos lindos hijos. Soy un hombre homosexual muy afortunado, me siento bendecido.