Gustavo Cerati no es un músico cualquiera para Chile. Aunque no nació en nuestro país, su cercanía con esta tierra marcaron su éxito como músico, su vida afectiva, su desarrollo como padre, el descubrimiento de nuevo sonidos y sobre todo, fue el refugio perfecto en el momento en que decidió poner puntos suspensivos a su participación en Soda Stereo.

Hace unos días estuvo en Chile, el periodista argentino Juan Morris, autor de la última biografía de Gustavo Cerati. Un trabajo muy detallado, profesional, intenso y revelador de la vida de uno de los grandes talentos de la música latinoamericana.
Durante cuarenta minutos conversamos con él sobre este trabajo, momento que también pueden revisar íntegramente al final de este Blog.

¿Cómo nació la idea de esta biografía?

En diciembre de 2010 escribí una nota para Rolling Stone que reconstruía lo que había ocurrrido en Caracas durante los días del show, lo de la internación y la caída en coma. Estaba la idea que después del show se había descompensado y había sufrido un ACV. Ahí pregunté y me contaron que había estado un día internado, sin diagnóstico antes de caer en coma. También esa nota reconstruía la gira y el momento creativo de Fuerza Natural. Canciones que luego se volvieron premonitorias. Era un disco que parecía hablar en el estado en el que había caído.
Esa nota del 2010 demandó que yo hablara con amigos de él, que eran amigos de toda su vida como Adrián Taverna o Richard Coleman.
Conversé con su madre Lilian Clark, y de repente me vi envuelto en la gran historia del rock latino y me pareció que era muy interesante contarla.

Wp-Cerati-2

¿Te impactó mucho conocer tantos detalles?

Básicamente porque eran sus últimos minutos de consciencia y era una historia super dramática. Saber cómo terminó una parte de su aventura vital, es muy fuerte.
Ni él sabía que le estaba pasando, esperaba sentirse mejor de vuelta, fue un desafío escribir eso. Hay que encontrar la manera justa, que no sea morbosa ni de mal gusto.

La familia rechazó de plano este libro, ¿cómo te lo tomaste?

Yo tengo una historia de escribir notas, en eso soy un joven veterano. Cuando uno hace cosas, a algunas personas les va a gustar y a otras no. No puedo pretender sacar una biografía de alguien, y que todo el mundo esté feliz.
Esta fue una investigación muy larga, exhaustiva y seria, tengo la tranquilidad que no hice una “chantada”. Me comprometí mucho con el texto, está hecho desde la sensibilidad. Empecé el libro a los 27 años y lo terminé a los 32, le dediqué cuatro años y medio de mi vida.

Uno de los grandes méritos de este libro es que se derribaron muchos mitos en torno a Cerati.

Un libro te da la posibilidad de profundizar y encontrar las complejidades de las historias. Una de mis favoritas tiene que ver con la imagen de este hombre. Porque más allá de que el look de Soda Stereo fue parte de una época, y que a ellos les gustaba The Police y The Cure, me gustó encontrar a la chica que fue la novia de Gustavo (una chica que había regresado de Bélgica), y de la que él tomó el look de los pelos parados.
Ella tenía 15 y Gustavo 23, además de novia, esta chica luego los comenzaría a maquillar y peinar, usando limón, mayonesa, cerveza, jabón y distintas cosas para que el pelo resistiera toda la noche.

¿Descubriste al Cerati persona y al Cerati rockstar?

Cerati a diferencia de otros artistas dio una imagen de discreción muy fuerte. Siempre tuvo una imagen impecable hacia fuera, siempre muy medido y que parecía proteger más que otros su intimidad. Pero al mismo tiempo, creo que su intimidad estaba codificada en su obra, más que otros artistas.
Pensaba en té para tres, que es la historia cuando descubren que el padre de Gustavo está enfermo. En zona de promesas cantándole a la madre. Amor Amarillo, que es el disco sobre la gestación de su hijo en la panza de Cecilia.
No sé si hay otros artistas que nos hayan dado un disco sobre la concepción de su hijo o sobre la enfermedad de su padre.
Hay otras como Crimen, que todos sabemos que es la canción que compone tras la separación con Deborah del Corral, y Karaoke que es una de las que compone cuando se separa de Cecilia Amenábar.
Su vida estaba en sus canciones

¿Qué significó Chile para Gustavo?

Eso tiene varios capítulos. Acá cuando explota la Sodamanía se convierte en estrella de rock, era un rockero en Argentina y acá se transforma en rockstar.
Después está su relación con Cecilia, que viene a consumar lo que había empezado con Viña del Mar. Después fue un refugio cuando viene a vivir con Cecilia y ella queda embarazada. Él se escapó de Soda Stereo, había muerto su padre el 92 y venía de años viviendo en el aire con giras, hoteles, fanáticas, etc.
Necesitaba encontrar algo que lo contuviera y sentía que no tenía nada fuera de Soda Stereo.
A partir de ahí, tiene muchas preguntas y su manera de agarrarse fue venir a Chile y formar una familia con Cecilia.

¿La obra musical de Cerati quedó inconclusa?

Hizo todo lo que quiso. En cada disco modificó su forma de componer. A mí lo que me da curiosidad escuchar, son las versiones de canciones de rock nacional que hacía en las pruebas de sonido. Está grabado, lo tiene Adrián Taverna, pero no sé si será editado. Hay algo que escribió una vez Emmanuel Horvilleur en Rolling Stone, que me pareció muy acertado, “las canciones de Gustavo, sólo le gustaban por Gustavo”.

¿Cómo veían los otros músicos a Cerati?

Hay una entrevista a Pedro Aznar que decía que para él, era el mejor. Había una combinación en Gustavo, de gran compositor, gran cantante con un gran guitarrista que en general en el rock argentino no se dio. Porque era sofisticado y a la vez popular, experimental, pero nunca dejó de sonar en la radio.

>Aquí la entrevista completa:

Comentarios

comentarios