Alberto nunca fue aceptado por su madre, relación que lo marcó tanto, que quizás por años cargó con ese dolor, el que sólo supo demostrar en sus canciones.

El divo de Juárez se fue de improviso, se fue como siempre soñó, como un ídolo que marcó generaciones, que hizo escuela y que perdurará por siempre en sus letras. Se fue apenas dos días después de un show, donde fue ovacionado en Estados Unidos.

Nada fue fácil para él en su carrera, debió recorrer un camino de dolores, penurias y desengaños para que lo pudiéramos llamar “maestro”.

El golpe de su muerte nos llegó a todos, porque independiente del estilo musical que cada uno pueda tener como favorito, son tantos los éxitos, tantas las melodías que heredó al inconsciente colectivo, que sería un insulto dejarlo solo en la categoría de un cantante melódico o un intérprete de música mexicana. Juan Gabriel marcó un antes y un después en el continente con sus más de 1800 canciones.

“Hasta que te conocí” se llama la serie de TNT, que en nuestro país emitió Chilevisión y que en toda Latinoamérica tuvo gran éxito, porque reveló gran parte de esos pasajes ocultos de la vida del compositor, desde aquella penosa infancia, a su consagración mundial. Así supimos como pasó de ser Alberto, a Adán Luna, hasta transformarse en Juan Gabriel, esa mixtura perfecta entre el nombre de su mentor (Juan Contreras) y su padre Gabriel.

“Lo que se ve, no se pregunta” decía cuando cuestionaban su polémica sexualidad. Amó y amó con locura dicen sus cercanos, aunque nunca se sintió particularmente querido. Pese a ello, nunca dejó de ser una persona amable, sobre todo con aquellos que por azares de la vida, no eran muy afortunadas o afortunados, tal vez proyectando su propia experiencia de vida.

Lo lloran desde presidentes hasta campesinos, autores, compositores, músicos y fanáticos. Seguro a su manera, lo lloran sus cuatro hijos y su ex mujer y mejor amiga Laura Salas… Es que sus más de dos mil canciones no son sólo son una herencia inmortal, también lo es su imagen, su manera de enfrentar cada show, su forma de relacionarse con la fama y con sus pares.

juanga-2

Juan Gabriel será por siempre inmortal y seguro que en la otra vida encontrará un “Noa Noa” donde desplegar todo su talento.

Comentarios

comentarios