Parece una escena sacada de alguna de sus películas. Elizabeth Taylor desciende de un helicóptero mientras su agitanado vestido da vueltas alrededor. Las cámaras no paran de enfocarla, ella misma las convocó deseando que nadie se pierda el momento en que le dará una mágica sorpresa al rey del pop.

Michael Jackson aparece enfundado en un traje rojo y, sorprendido, observa cómo su mejor amiga se acerca resplandeciente junto a un enorme elefante a su lado. Un efusivo abrazo de gratitud es el broche de oro que corona una amistad que se extenderá por casi 30 años. “Ha sido el mejor regalo que he recibido en mi vida. ¡Amo los elefantes!”, explicó después el cantante, sin ocultar jamás el afecto que por años lo unió a una de las estrellas de Hollywood más aclamadas de la historia.

“Elizabeth Taylor es graciosa, hermosa y lo sigue siendo. Estoy loco por ella”, declaró en una entrevista para Oprah en 1993. Es que ni siquiera los 26 años de diferencia fueron impedimento para forjar una relación, a momentos, bastante excéntrica. Por lo que siempre estuvieron bajo el foco de los medios.

Esta vez, es el libro de Donald Bogle, titulado Elizabeth and Michael: the Queen of Hollywood and the King of Pop, el que intenta descifrar los enigmas de esta extravagante hermandad. El volumen, de editorial Atria Book, cuenta historias inéditas que causan morbo y curiosidad en los lectores.

Se conocieron en 1984, pocos días después de que Liz enviudara de Richard Burton. Como Jackson siempre fue un acérrimo fan de la actriz, cuando se enteró de la noticia, le envió entradas a uno de sus conciertos y, si bien ella asistió, no alcanzaba a ver el show desde su ubicación, por lo que se marchó antes de que acabara. Cuando Michael se enteró, la llamó para disculparse y desde allí en adelante jamás cortaron el lazo. Años después, ella misma fue quien lo bautizó como el Rey del pop en una entrega de premios en 1989.

livymichael2

A modo de agradecimiento, el cantante le escribió una canción llamada Elizabeth I Love You que le dedicó en uno de sus cumpleaños. Así, fueron forjando una extraña pero única relación. Pasaban las tardes viendo películas de Disney y se hacían costosos regalos.

Tanto así, que Michael pagó el matrimonio de Elizabeth con Larry Fortensky. Asimismo, cuando éste fue acusado de abuso de menores, la protagonista de Cleopatra defendió su inocencia hasta el final, demostrando que, más que una amiga, también era su protectora.

Por lo mismo, la pequeña pantalla es otra que se ha interesado en retratar una de las anécdotas de la dupla. Elizabeth, Michael & Marlon es una película de Sky Arts que relatará cómo este trío de amigos vivió los desastres del 11 de septiembre.

Al parecer, Liz, Jackson y Marlon Brando estaban juntos en New York cuando los aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas. Luego de un breve ataque de pánico, decidieron huir de Manhattan atravesando una serie de divertidos obstáculos.

La cinta, de una hora y media, fue escrita por Neil Forsyth y llegará a la pantalla en diciembre de este año en la piel de Joseph Fiennes como Michael, Stockard Channing como Taylor y Brian Cox interpretando a Marlon. Aunque más allá de la comedia, la profunda relación de Liz y Mike fue algo que ni la muerte pudo debilitar.

Cuando el cantante murió, la actriz cayó en depresión, declarando: “No creo que nadie supiera nunca lo mucho que nos queríamos. El amor más puro y generoso que haya conocido jamás. ¡Dios mío! Le voy a echar muchísimo de menos”.

Dos años después, ella también dejaría este mundo. Mientras tanto, sus estantes aun guardan las fotos que el mismo Michael le regaló con una breve dedicatoria: “A mi auténtico amor Elizabeth, te querré para siempre”.