Dicen que ‘reina hay una sola’ y una vez más, los medios de todo el mundo han titulado: ‘she is back’. Porque así ha sido la historia de Madonna durante sus más de 30 años como diva del pop, pura reinvención. Transgresora, irreverente, polémica y sexy, el adjetivo dependerá de la época y en este 2014 tampoco se ha quedado atrás. En menos de un año posó semidesnuda para la revista Interview, confesó haber probado todo tipo de drogas, es nuevamente rostro de Versace y prepara su decimotercer álbum para el próximo año, el que incluye hits con uno de los dj’s más pegajosos del último tiempo y atrevidos mensajes para sus ‘imitadoras’. Está claro, Madonna ha vuelto a tomar las riendas de la industria y sin duda, con su ya histórica técnica: impactando. 

Hace exactamente tres décadas cantó por primera vez Like a Virgin y se hizo globalmente conocida por vestirse de novia en los MTV Video Music Awards de 1984. Con un cinturón  boytoy (juguete de hombre), Madonna se revolcó en el escenario mientras se tocaba todo el cuerpo mirando a las cámaras. El mundo se remeció tras la sugerente actuación de la artista y fue criticada por los sectores más conservadores de Estados Unidos, sin embargo ese fue su primer álbum en llegar al top de la lista Billboard 200. Después de un año alejada de la música, remeció nuevamente a la sociedad de los 80 y se enfrentó a su histórico rival, la Iglesia Católica. Bailó con un fondo de cruces en llamas para el videoclip Like a prayer y como si no tuviera límites, firmó un contrato millonario con Pepsi e hizo un comercial con la misma canción de fondo. Ahí sentenció su relación con el Vaticano, el video fue prohibido en varios países del mundo y la campaña se dio por terminada. Un par de años más tarde, el Estado le negaría la entrada a la Ciudad del Vaticano por el contenido sexual de su nuevo sencillo Erótica. 

Sin embargo, eso no detendría a la irreverente artista, todo lo contrario. En la década de los noventa consolidó su rebeldía; durante su gira en 1990 se vestía con medias caladas, corsé y sostenes en punta del diseñador Jean Paul Gaultier y como si eso fuera poco, se frotó con la bandera de Puerto Rico entre las piernas mientras cantaba en uno de los escenarios más importantes del país.

Pero todo eso puede parecer una travesura al lado de sus polémicas apariciones durante el tercer milenio. Mientras hacía historia por entrar al libro de Récord Guinness como la solista más exitosa de todos los tiempos, su orientación sexual se veía cuestionada tras el estreno de su video Music en 2003, año en que regresó después de casi dos décadas al lugar que la vio nacer, los VMA’s. Junto a Britney Spears y Christina Aguilera, protagonizaron el polémico beso en pleno show después de interpretar Like a Virgin. Y así, la lista continúa. En 2006 cantó Live to tell crucificada y seis años después estrenó el video Girls gone wild con un grupo de hombres bailando con taco aguja. Todo por no querer ceder su trono a nuevas artistas como Miley Cyrus o Lady Gaga, a la cual declaró la guerra en 2011 después de afirmar que Born this way era una copia a su sencillo Express yourself. A mediados de este año, el periódico The Sun publicó la existencia del demo Two steps behind, el que estaría en su próximo álbum y que supuestamente iría dedicado a Gaga con frases como “Nunca serás lo que soy, simplemente lo deseas”.

wp-450-madonna3

Y cuando las aguas parecían estar calmadas, Madonna no estaba precisamente descansando y pareciera haber estado planeando meticulosamente su agitado retorno. Como reloj suizo, todo ha calzado para impulsar nuevamente a la artista al tope del estrellato tras ser la portada de la revista estadounidense Interview, pero al estilo Madonna, a sus 56 años en topless. A pesar de que la foto ya tiene su homólogo pero sin Photoshop rondando por las redes sociales, la diva una vez más ha captado la atención no sólo de su público, sino que del mundo entero. En la entrevista, la cantante declaró estar “obsesionada con la muerte” tras el fallecimiento de su madre cuando tenía cinco años, confesó estar “triste la mayor parte del tiempo”, habló de la “conexión con Dios” que según ella generan las drogas, las que ha probado “todas al menos una vez”.  

El mes pasado la rubia publicó en su cuenta de Instagram que tenía “el corazón roto” por la filtración de Rebel heart y Wash all over me por todo internet. Las canciones son una colaboración de la artista con el productor y dj sueco del momento, Avicii, quien también ha trabajado con Rihanna. Así ha continuado renovándose, sin importar el estilo musical, Madonna se reinventa y ha pasado de ser reina del pop y amateur del hip hop y R&B a una aventurera de la electrónica por estos días. 

Si bien su vida personal también ha sido foco de atención durante sus años en la industria, hoy hace noticia por su reconciliación con el gobierno de Malawi, país en el que nacieron dos de sus hijos adoptivos. Hace dos años la artista se enfrentó al ex presidente Joyce Banda, quien criticó públicamente la actitud de ‘diva’ de la artista, lo que provocó que Madonna se ausentara por más de un año y medio del país al que ha ayudado con la fundación de la ONG Raising Malawi que crea escuelas y centros de ayuda para los niños huérfanos. El mes pasado, el actual presidente Peter Mutharika la recibió cálidamente y dijo que “aprecia el trabajo humanitario que Madonna ha estado haciendo por Malawi”. La artista volvió a pisar la tierra africana el mes pasado y realizó una fiesta en grande, en la que terminó cantando a dúo con el rapero local Tay Grin.

wp-450-madonna

Y para cerrar el 2014, la diva es por cuarta vez la elegida de Donatella Versace. Como nuevo rostro de la campaña primavera verano 2015 de la marca, Madonna vuelve a encarnar a la mujer sexy que ha tenido que revivir durante todas sus vueltas al estrellato. Con o sin Photoshop, rodeada o lejos de las polémicas, hay algo cierto, Madonna nuevamente ha regresado y continúa jugando al ‘Todo vale’, que por más de treinta años la ha coronado como la artista mejor pagada de la industria musical con una fortuna de 800 millones de dólares. Tal cual declaró al mundo en su primer sencillo: “Deja que la música tome el control” y a sus casi sesenta años, la reina del pop pareciera poder decir que ya lo logró.