Cuesta visualizar algunas películas o series sin su música. Esta relación se hace cada vez más indispensable. Un matrimonio indisoluble, donde Morricone, John Williams, Zimmer, Sakamoto, Badalamenti, Jarre o Vangelis, son nombres propios a la hora de buscar referentes.

Con satisfacción los fanáticos de la serie Game of Thrones y quienes no lo somos tanto, recibimos la noticia que el próximo año arrancará una gira con una orquesta interpretando la música de la popular serie de HBO.

De la mano de su compositor Ramin Djawadi y junto a la banda de la Universidad del Sur de California, el proyecto es avalado por la multinacional Live Nation y la propia cadena televisiva HBO.

La idea según sus creadores es entregar “una experiencia musical y visual que llevará los siete reinos a la realidad, en una escala nunca antes vista”.

Djawadi y el equipo de Game of Thrones llevarán al vivo, el sueño de los fanáticos. La música de la serie es parte integral del concepto épico que tienen sus imágenes. Por lo mismo, el escenario será en 360º para permitir una experiencia integral a los espectadores. La gira arrancará en Kansas y recorrerá en total 28 ciudades de Estados Unidos. No se descartó llevar el tour al resto del mundo, considerando que el fanatismo por los personajes alcanzó a casi todo el planeta.

Pero así como HBO ya vio en la música, la posibilidad de aumentar la popularidad de Game of Thrones. En el caso de Pixar, la máquina de hacer éxitos con películas animadas, también entienden que la música es parte fundamental de su taquilla.

El mérito de Pixar es que no va por el camino de la lógica, sino por el de la búsqueda de un metalenguaje, un contraste como definen los expertos, donde la ecuación escenas tristes = música triste, no es el camino elegido.

Pixar trabaja el sentido de las atmósferas, donde muchas veces un mismo tema musical sugiere los estados de ánimo, a través de la película. Y lo hace incluso con la misma melodía en variaciones, más rápida, más lenta, con un instrumento, orquestada, etc.

La magia de Pixar no sólo está en sus dibujos, sino en entender a las audiencias, observar su comportamiento y sobre todo poder redefinir la forma en que nos emocionamos.

Música e imágenes siguen su romance, tanto en reinos lejanos, como en dibujos animados, ojalá por muchos años……..porque pensar en una película sin música, es como el fútbol sin goles.

Comentarios

comentarios