Aún recuerdo la cara de Roger Waters en la conferencia de prensa que dio en Chile, cuando le preguntaron por una eventual reunión con David Gilmour para revivir Pink Floyd. Era un tema bastante repetido y eso ya tenía cansado a Waters. Del bostezo tras aquella pregunta pasó a la cara de curiosidad cuando otro colega le consultó si era verdad, que en los años ochenta pensaron tocar con la mítica banda en El Valle de la Luna en el norte chileno. Se lo tomó bastante con humor, ya que claramente esa idea no pasaba de ser un “mito urbano” o el sueño de algún iluso fanático. Eso es lo que este grupo genera, locura, alucinaciones y ansiedad por saber cada detalle de la vida de sus integrantes.

Tras el último receso creativo de los ingleses, luego de la publicación del disco The Division Bell en 1994, muchas han sido las especulaciones en torno a un nuevo trabajo de estudio. Varios soñaron con la reunión de la dupla Waters-Gilmour una vez más, la actuación en Live 8 y en el 02 Arena el 2011 alimentaron los rumores. Sin embargo, como alguien lo escribió, ambos genios se mastican pero no se tragan. Y aunque limaron asperezas, sus destinos creativos no son compatibles.

Cuando las esperanzas se empezaban a diluir, esta semana el mundo de la música recibió con sorpresa y ansiedad un anuncio de Sony Music.  El 11 de noviembre próximo, saldrá al mercado el disco The Endless River, la primera placa con material inédito del grupo en 20 años.

Y fue el propio guitarrista el encargado de definir lo que escucharemos en menos de dos meses:

The Endless River tiene como punto de partida la música que provenía de las sesiones de Division Bell. Hemos escuchado más de 20 horas de material de los tres tocando juntos y seleccionamos la música con la que queríamos trabajar en el nuevo álbum. En el último año hemos añadido nuevas partes, regrabamos otras y aprovechamos la tecnología de los estudios para hacer un álbum de Pink Floyd del siglo 21. Con su partida, Rick se llevó la posibilidad de hacerlo de nuevo y se siente bien que estas revisadas y reelaboradas canciones ahora estén disponibles como parte de nuestro repertorio.”, reveló David Gilmore.

Producido por el propio David, junto al ex Roxy Music y destacado músico Phil Manzanera además de Youth (ex productor de Echo and the Bunnymen, U2 y The Verve) y Andy Jackson (nominado al Grammy por sus trabajos con Pink Floyd en A momentary lapse of reason y The división Bell),  The Endless River es una de las grandes apuestas de este año.

Esta banda en pleno siglo XXI es algo que seguramente va a remecer el mercado musical y aunque cada vez la opción de una gira con Gilmour y Mason se hace más compleja, sobre todo por la forma en que históricamente el grupo ha enfrentado sus shows, con gran despliegue y montaje, luego de esta publicación, cualquier cosa puede pasar, con una banda que claramente se vuelve inmortal.

Comentarios

comentarios